Publicidad

Pero, más allá del dato puntual, lo tranquilizador es que se confirma que las señales del mercado terminan impactando en toda la cadena. Era obvio que era así, pero los largos tiempos de la ganadería hacían a veces pensar que las señales no llegaban
Son momentos de pensar objetivos y metas, de planificar el ejercicio que se viene y de tener claro los números para saber dónde estamos parados. Eso, hará que se tomen mejores decisiones en estos tiempos de montañas rusas...
Contribuyentes que hayan superado el tope para liquidar Imeba, si no es algo circunstancial, deberían analizar la posibilidad de liquidar Irae ficto, recuperar el IVA y pensar en la posibilidad de presentar Proyectos de Inversión
La forma de crecer en la cantidad de animales terminados reduciendo el área ganadera es mediante una mayor capacidad de los corrales de engorde: por una expansión de los que ya existen o por la construcción de nuevos.
El escenario global sigue tenso por la guerra y la presión inflacionaria. Los agronegocios mantienen buenas perspectivas, entre ellos la producción de carne. Es clave mantener la productividad, contener costos y garantizar el suministro a la población, cuidando los precios al público
Las exportaciones aceleran de la mano de la agricultura y la ganadería, pero el impacto de la inflación por combustibles y alimentos se está sintiendo en el consumo interno. Y la región ayuda poco
En esta ocasión vamos a repasar el régimen de anticipos del impuesto a la renta agropecuaria
La baja del dólar se ha constituido en la principal forma de bajar la inflación, pero puede complicar la competitividad de los sectores cuyos precios internacionales no han subido tanto y tengan más incorporación de empleo
Más allá de esta coyuntura, en el mediano plazo la expectativa es que el mercado siga sostenido y con precios relativamente caros para la proteína animal



El consumo local de carne vacuna cayó, pero aumenta el de otras carnes. La suba en el precio de los cortes vacunos ha impulsado la inflación, pero el sector cárnico (todo) responde con dinamismo y se abren nuevas oportunidades.
Los granos están en el centro de la atención. En el mundo, porque la guerra en Ucrania ha complicado la oferta de trigo, maíz y girasol, el suministro está en riesgo y los precios suben a niveles muy altos. En Uruguay porque está a pleno la cosecha de soja, cerrando un ciclo 2021/22 “para encuadrar”
En 2021 se pagaron US$ 337 millones de aranceles. Un récord que fue provocado por el incremento de las exportaciones de carnes. Si bien reconocen esfuerzos del gobierno, industriales lamentan que “no se han cristalizado”
Importa saber de qué impuesto es contribuyente el vendedor, pues influirá en tributo del comprador en una futura venta
Se pasa de unos US$ 1.900 millones en 2020/21 a US$ 2.900 millones en 2021/22, un aumento del orden de los US$ 1.000 millones que se está reflejando en un crecimiento notorio de la inversión en el sector, tanto en lo que refiere a maquinaria como a diversas tecnologías, entre ellas equipos de riego
Los precios internacionales están elevando las exportaciones a un nuevo récord, pero presionan la inflación. La política económica hace difícil equilibrio entre estabilidad y competitividad. Y los precios externos -así como subieron- pueden bajar
El ternero del próximo entore valdrá mucho
El valor medio para la tonelada de carne vacuna se aproxima a los US$ 5.000, un 30% superior al mismo período del año pasado. En la interna, los novillos especiales ya se ubican en torno a los US$ 5,50 y 5,60 por kilo
El objetivo de esta columna es analizar el Régimen de IVA aplicable al sector agropecuario, repasando las principales preguntas vinculadas a este tema
La economía sigue recuperándose y cerraría el año 2-3% arriba de los niveles pre-pandemia. Pero la guerra parece alargarse más de lo pensado y la inflación es un hueso duro de roer. Por suerte, las cosechas son muy buenas, la producción avanza y el clima acompaña (el de la atmósfera; el político… veremos)
Por cómo están las cosas, parece lógico apostar una ficha a que ese vientre se preñe. Tan lógico como en la actualidad es engordarlo y enviarlo a faena
Ante la caída del salario real, el gobierno movió la perilla de los ingresos y adelantó aumentos de sueldos y pasividades. Argumenta que sectores con buen desempeño pueden remunerar más, entre ellos varios del agro. Pero se cayó la perilla del dólar, la moneda en que el sector tiene sus ingresos.

Publicidad

Publicidad