Publicidad

Las exportaciones del Uruguay con seguridad aumentarán este año, superada la sequía y con el impulso de la celulosa. Hay virtudes propias en el desempeño exportador, pero también serios problemas de competitividad.
La evolución del precio del novillo gordo en lo que va del año es prácticamente un calco de como arrancó el pasado. Pero la expectativa para adelante es que comience a diferenciarse, porque no está dentro de lo previsto que se dé un espiral alcista como el que aconteció en el primer cuatrimestre de 2023, cuando el novillo gordo especial se llegó a pagar US$ 4,30 el kilo carcasa sobre fines de abril.
La suba de costos y la baja de precios llevaron a los agricultores europeos a las calles, en protestas inéditas. Reclaman contra el exceso de controles ambientales y la entrada de productos importados. Pero la respuesta ambiental inteligente es más comercio.
Más allá de la situación en los campos y en los mercados globales de productos, Uruguay es un país de agroindustrias. Algunas muy exitosas, otras con dificultades. Todas con el desafío de enfrentar costos muy altos en la comparación internacional.
Las existencias de soja a nivel mundial aumentan de 114 a 116 millones de ton., cuando todos esperaban que bajaran. Las de maíz bajan de 325 a 322 millones
Habrá que esperar a que lleguen los primeros reportes acerca de las ventas de carne durante las fiestas del Año Nuevo en China para saber qué rumbo tomará el mercado del principal importador mundial
A las particularidades históricas que tiene el cultivo de arroz respecto a otros rubros de la agricultura, se suma ahora un escenario de precios que va a contramano del resto, con importantes subas.
El clima venía jugando a favor, pero la reciente ola de calor puede cambiar el panorama. Por otra parte, los precios no están firmes y muchos costos siguen altos. Los agronegocios tendrán un año desafiante



Publicidad

Publicidad