Expo Prado

Un acto con muchas coincidencias y algunas discrepancias en final de Expo Prado

Dos discursos con muchos puntos de coincidencias, más allá de los matices y mucho respeto, fueron los pronunciados por Ricardo Reilly Arrarte y Tabaré Aguerre Lombardo, en el acto oficial de Expo Prado.

 

“Escuché uno de los mejores discursos de los últimos tiempos”, aseguró el Ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca al referirse a las palabras del presidente de la Asociación Rural del Uruguay.

Ambos oradores estuvieron de acuerdo en temas como Medio Ambiente, sobre el cual Reilly dijo que “no es responsabilidad únicamente de unos pocos, ni depende de quienes producen alimentos, sino que es una tarea de todos los días, todas las horas y una responsabilidad compartida por todos los uruguayos”.

También en el tema educación hubo coincidencia en la afirmación de ARU que convocó a un gran acuerdo nacional entre todos “que cambie rumbos de inmediato”.

Y otro punto en común fue en la afirmación del ruralista que “cuando al Agro le va bien, le va bien al país”.

Las disonancias estuvieron por ejemplo cuando Reilly reclamó soluciones de fondo en los problemas del país para colocación de sus productos en cuanto al viento de cola.

Sobre el costo país, Reilly reclamó y Aguerre aseguró que “Uruguay va a seguir siendo un país caro, porque el objetivo es construir un país donde la gente viva cada vez mejor. Eso nos obliga a mejorar la educación, la capacitación, a insistir en el rubro de inversión, que tuvo contexto favorable en rentabilidad y precios internacionales, pero también en las políticas que estimularon para que el sector privado invirtiera”.

Sobre la consulta del presidente de ¿hasta cuándo vamos a tener combustible caro? Aguerre no respondió…

Y cuando el ruralista pidió dólar fuerte, el jerarca contestó que “si ahora hubiésemos hecho lo mismo que en el año 1999, el tipo de cambio estaría en 23,20 pesos”.

Cuando el presidente de ARU reclamó que no se pongan impuestos ciegos, y que el país no resiste más carga impositiva porque desestimula la inversión, Aguerre sostuvo que Uruguay es el país que mejor redistribuye su dinero.

Además el titular de ARU analizó que en un ámbito complicado como el actual, donde se pasó de un crecimiento de 5,3% a un déficit fiscal de 3,5% del PBI, el ministro aseveró que si bien se está en un contexto internacional más difícil, dijo que a lo largo de todos estos años se construyeron fortalezas como desdolarizar las deudas. Y se preguntó: “¿Dónde estaríamos ahora con las deudas en dólares de 10 años atrás?”.

Respecto a la inseguridad, en su discurso Reilly reclamó resultados, y dijo que el proyecto de ley que presentaron al respecto “terminó encajonado”. A su vez, el ministro dijo que “el proyecto está, la vamos a reflotar”, y se explayó afirmando que “a las cosas hay que llamarlas por su nombre: el abigeato es robo”. Pero además agregó el problema de los depredadores en el rubro ovino especialmente, mencionando que “el derecho de los perros no es mayor que el de las ovejas”.

Sobre el final de su oratoria, Tabaré Aguerre sostuvo que “Uruguay debe mantener equilibrios, puede cambiar el rumbo, pero el destino está claro para todos, con justicia social, en ser competitivos y solidarios, en la productividad… El futuro siempre es incierto, el presente es corto y el pasado es medible…”.

Un detalle del acto fue que hubo menos presencia política. Estaban los ministros Astori y Aguerre, el Senador Álvaro Delgado, el Intendente de Florida Carlos Enciso y el ex Presidente Julio María Sanguinetti.

 

 

Rurales EL PAIS