Publicidad

Entre construir diálogo y enamorar al productor

Alberto González, director de Frigorífico Las Piedras y Marcelo Secco, CEO de Marfrig para el Conosur participaron de la quinta edición de la conferencia "La industria responde". Reivindicaron la libertad entre privados de concretar una venta, siempre que sea dentro de las reglas de juego, hablaron de sostener o incrementar ese valor de US$ 4.000 por la tonelada exportada y coindicieron en "seguir profesionalizando el negocio".

La Industria Responde, quinta edición
La Industria Responde, quinta edición

Hace algunas ediciones atrás de esta conferencia que ya se ha transformado en un clásico del sector, el Dr. Alberto González manifestaba que “la mesa estaba servida”. Hoy quizás, frente a una coyuntura internacional más desafiante, podemos sustituir la frase por otra que hable del amor por producir carne. Lo bueno del nuevo concepto es que seguramente atraviese momentos malos con resiliencia y disfrute de los buenos con la pasión que caracteriza a la ganadería en el país.

En las palabras expuestas por el Dr. Marcelo Secco, CEO de Marfrig para el Cono sur, así como el Dr. Alberto González, director de Frigorífico Las Piedras, parece haber coincidencia en que uno de los principales objetivos que atraviesa la cadena cárnica nacional es sostener un valor de la tonelada exportada de la carne en el eje de los US$ 4.000, y si se puede, superarlo. Allí inciden diversos puntos realmente importantes, como el costo de producción, el acceso a mercados y la dinámica de negocios. A su vez, la profesionalización aún mayor del negocio también fue consensuada.

“El mercado se ha manifestado de forma estable este año, con una dominancia de China, que sigue siendo animador, pero Uruguay ha perdido incidencia allí por falta de eficiencia y competitividad”, comenzó diciendo Alberto González, acerca del principal mercado para nuestra carne. Respecto de los demás mercados, como la UE o Norteamérica, también tuvo consideraciones. “Estados Unidos está con una recomposición del stock y la sobre oferta que está teniendo ese mercado es de Brasil o de Australia”.

Alberto González
Alberto González

A esto Marcelo Secco añadió que el valor base “es bajo”, y que si hay cortes enfriados y congelados del trasero que van a Estados Unidos aún pagando aranceles altos, es porque las alternativas de la UE o China dejaron de ser atractivas.

En la composición de mercados aparece Israel, “que en 40 años siempre ha estado”, sostuvo González. Las expectativas generadas en este mercado por ingresar con carne con hueso bajan, en el entendido que atraviesa una situación compleja por la guerra. “Festejamos entrar a Estados Unidos en el 96´ y nos agarró un ciclo de baja: no siempre que llueve te agarra con la cuchara en la mano”, dijo Secco, quien agregó que “hay que ver cómo se comporta la región”.

Sobre el precio de la hacienda a faena, los industriales opinaron. “Si la oferta está, se puede incrementar la actividad, siempre tratando de mantener los precios de exportación en el orden de US$ 4.000 la tonelada. Si eso pasa, podemos aspirar a una continuidad de valores en esta corrección”, dijo González.

Secco por su parte dijo que “el Excel tiene muchas celdas, y hay algunos efectos distorsivos que pueden afectar esta sobreabundancia de pasto. Está todo dado para rearmar lo que nos afectó la seca. Pienso lo mismo, hay que mejorar ese US$ 4.000 de la tonelada exportada y el buen volumen de actividad será determinante. No esperaría grandes cambios, pero sí poder dinamizar un volumen previsible”, expresó.

Marcelo Secco
Marcelo Secco

“Tenemos que competir por el uso del suelo y agregar valor para ser sustentables y que el productor tenga un precio razonable”, dijo el director de Las Piedras. “Los elementos para ser optimistas están adentro de las empresas. Es difícil pensar en el mismo encare que con la China de 5 años atrás”, agregó el CEO de Marfrig.

Corral. Alberto González dijo que el descenso en el valor de los granos es positivo, pero también incide en los demás países, que tienen una producción mayor de animales de encierro. Marcelo Secco por su parte, dijo que hay que seguir profesionalizando este negocio de riesgo, con una economía pequeña y en crecimiento que achica el margen de error. “Hay que ver la evolución de peso promedio de ganado, el peso de las vacas, la oportunidad de expresarlo a pasto, nos detenemos poco a ver lo bueno”.

Consultados por la posibilidad de establecer un “precio futuro”, como sucedió algunos años atrás con negocios como la cuota 481, González dijo que el negocio ha cambiado y hay que esperar a 35 días antes para cerrar los negocios. “Es inviable hablar de precio futuro”, estableció. Secco agregó a esa respuesta, que el ejercicio es cómo conformar ese riesgo, y por eso “es importante des regular la producción de carne a grano, que sea común, acotar el riesgo en esos 120 días”.

Sobre la posibilidad de revisar el protocolo de la Hilton para que sea “preferentemente a pasto”, el director de Las Piedras consideró que hay una herramienta que el productor seguro que en algún momento de la vida del animal usa suplementos para tener mejor hacienda. “Nos pareció oportuno plantearlo”. “Pregonar una extracción valorizada”, empezó diciendo el jerarca de Marfrig: “Uruguay se construyó en base a relaciones de años, todo lo que podamos liberar de forma responsable en un país que es fácil de monitorear, con trazabilidad obligatoria, con deforestación regulada, con plan de uso y manejo de suelos, nos va a beneficiar”.

Acerca del SAT, Sistema Automático de Tipificación, González dijo que “puede ser mejorable, pero es objetivo y universal”, y Secco afirmó que “hay que dejarlo correr y que genere datos”.

Concentración. Sobre la posible compra de activos de Marfrig por parte de Minerva, ambos tuvieron respuestas medidas, pero concretas. “En un proceso ordenado, es buena señal que las empresas extranjeras quieran seguir invirtiendo en Uruguay”, dijo Marcelo Secco. “Es buena cosa”, añadió. Para que se concrete el negocio, debe liberarse la operación de Brasil, ya que son independientes pero los negocios van atados. Secco dijo que Marfrig no hace futurología, pero “como desde 2006 hasta ahora, seguirá honrando sus compromisos de inversión, crecimiento, generación de trabajo y agregado de valor”.

González también opinó del tema. “Siempre me gustó la libertad de Uruguay. Si alguien quiere vender algo reglamentariamente, se puede hacer”, dijo. “No sería raro e inusitado. Lo que me preocupa es que rechine, que haya tanta incertidumbre. Necesitamos al productor enamorado de la carne”.

Añadió que hay que incrementar la capacidad de producción, y agregar valor. “Es una cosa y la otra”, dijo el director de Las Piedras. Secco se sumó al concepto de “enamorar productor como principal elemento de convencimiento”.

Reflexión. “En la región hay países con un costo industrial del 50% que el nuestro” dijo González. “Tenemos que agregar valor, no costo”. “Nos toca representar una industria que aparenta ser igual, pero tiene empresas muy diferentes. “Permanecemos quienes trabajamos por y para el sector, hay que mirar el medio vaso lleno y ver la oportunidad que tenemos de construir un sector pujante, sano y profesional”.

Marcelo Secco por su parte cerró hablando de “una industria de puertas abiertas, emblemática, con el privilegio de tener ámbito de discusión así y una agenda que construye”.

La conferencia se puede ver acá:

Industria ofrece mejores valores para los novillos y las vacas
Sobre los dichos de FOICA, invitó al gremio a conversar antes sobre "productividad, flexibilidad laboral y ausentismo"

Publicidad

Publicidad