arroz / Combustibles

El sector arrocero acumula una cuarta zafra con pérdidas

El sobrecosto en el precio del gasoil es de US$ 93,5 por hectárea al año.

Interactivo combustibles y arroz. Foto: El País.

Pablo Antúnez.

El sector arrocero puede acumular su cuarta zafra seguida con pérdidas a nivel promedio, con consecuencias sobre la salud financiera de las empresas que acumulan  un elevado endeudamiento, debido a los costos del gasoil y otros insumos básicos para la producción del cereal.

Según el estudio“Precio de los Combustibles en Uruguay”, elaborado por la consultora CPA Ferrere, si bien “el costo del gasoil no es el único factor que explica el problema de rentabilidad del sector, el elevado consumo de combustible por hectárea implica para la actual zafra una presión adicional sobre los costos”. Desde ayer rige una rebaja de 8% en el gasoil.

De acuerdo con las estimaciones de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA), los costos del cultivo para la zafra arrocera —estaba en curso cuando se hizo el informe— rondarían los US$ 1.800 por hectárea. Hoy finalizada la zafra y con una producción récord, la ACA afina los números.

Esto implica que para un precio de referencia de US$ 10 por bolsa (cada una de 50 kilos) se necesita un rendimiento de 180 bolsas por hectárea para alcanzar el equilibrio económico, rendimiento que se ubica por encima de los registros máximos de los últimos años. Esas 180 bolsas por hectárea (ver gráfico)  —representan un rendimiento de 9.000 kilos por hectárea— son las que evitarían caer en la zona de pérdidas, remarcó el estudio de la CPA Ferrere.

En la última zafra participaron 462 productores en las 164.457 hectáreas plantadas, área que muestra un aumento de 2% respecto a la zafra 2015/16, según los datos estadísticos de la ACA.

La producción del cereal alcanzó 1.410.000 toneladas de arroz cáscara, sano, seco y limpio, que representa 7,5% más que en la zafra anterior, donde el rendimiento fue de 8.571 kilos por hectárea.

El sector arrocero es uno de las que más combustible por hectárea demanda debido al alto grado de tecnificación. Precisamente para cultivar una hectárea de arroz se utilizan 152 litros de gasoil.

El análisis de la consultora CPA Ferrere reconoce  que “si se considera, además, el consumo en fase de transporte y en la industria, el requerimiento de la cadena es de 227 litros por hectárea. El desvío del precio del gasoil respecto al precio de paridad de importación implica un sobrecosto anual de US$  93,5 por hectárea (promedio 2016).

Los datos del estudio muestran que el precio del gasoil en Uruguay durante 2016 fue 33% superior al del precio de paridad de importación, lo que determinó un sobre costo para los consumidores del combustible de US$ 367 millones (US$ 15 millones en el caso de la cadena arrocera, en donde US$ 10 millones recaen sobre el productor y los otros US$ 5 millones en el transporte).

Récord. Más allá de la producción récord de la última zafra, el sector sigue complicado por los altos costos y por la pérdida de competitividad.

El análisis de CPA Ferrere recordó que en un contexto de costos elevados los márgenes de producción se han comprimido y el sector acumula pérdidas (a nivel promedio) desde la zafra 2013/14. Adicionalmente, los datos de la zafra 2014/2015 dejan en evidencia una elevada dispersión, con rendimientos por explotación por debajo del punto de equilibrio.

El riego también pesa. El agua, otro insumo básico en el cultivo del arroz —el único cereal que en Uruguay se planta con irrigación— no ha parado de subir en las últimas zafras.

En la pasada zafra, asociada al costo de la energía eléctrica que se utiliza para hacer funcionar los sistemas de riego, subió 8%, según los datos de la Asociación de Cultivadores de Arroz (ACA). En la zafra anterior el costo del agua estaba cercano a las 40 bolsas de 50 kilos de arroz cáscara por hectárea  y en la última estuvo por encima.

Según datos de la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP), en la zafra 2002/03,  el pago conjunto por tierra y agua en la producción arrocera —en el total del país— era de 25,7 bolsas de arroz por hectárea (1.285 kilos del cereal por hectárea) y pasó a 26,5 bolsas (1.325 kilos) en la zafra 2005/06. Posteriormente llegó a 29,9 bolsas (1.495 kilos) en 2011/12 y en la zafra 2013/14 alcanzó las 30,7 bolsas (1.535 kilos), remarcó la DIEA.

En cuanto a los precios de la tierra por arrendamientos —en este cultivo la mayoría de los productores son arrendatarios—, en todo el país, en la zafra 2002/03 insumían 9,4 bolsas por hectárea (470 kilos por hectárea), en la zafra 2011/12 se había pasado a 11,3 bolsas (565 kilos) y en la 2013/14 se llegó a 11,9 bolsas (595 kilos, en todos los casos por hectárea plantada).

Sorprendentemente el costo del agua nunca paró de crecer. A nivel país, siempre según datos de la DIEA, en la zafra 2002/03 regar el arroz  costaba 17,7 bolsas por hectárea (885 kilos), en la zafra 2011/12 el costo trepó a 19,7 bolsas (985 kilos) y en la zafra 2013/14 se llegó a 19,9 bolsas (995 kilos).

 

Rurales EL PAIS