Mundo

Las exportaciones cárnicas de EE.UU. inician el año a un ritmo inferior al de 2020

Las ventas de vacuna bajaron un 2% y las de porcino un 9%

Faena de vacunos en frigorífico. Foto: archivo El País

EUROCARNE | Los datos recogidos por USMEF a partir de las informaciones del USDA muestran que en enero de 2021, EE.UU. ha exportado 105.047 toneladas de carne vacuna, lo que supone un 2% menos que en 2020 por un total de US$ 653 millones un 3% menos. Las ventas fueron muy fuertes a Corea del Sur y continuaron ganando impulso en China. Después de un año de baja en 2020, las exportaciones a Oriente Medio también se recuperaron.

En cuanto a la carne de cerdo, EE.UU. exportó en enero 248.646 toneladas, un 9% menos que en enero de 2020 con un valor de US$ 642,8 millones, un 13% menos. Si bien las exportaciones de carne de cerdo a China / Hong Kong disminuyeron como se esperaba, las exportaciones a Japón aumentaron en enero y la demanda fue muy fuerte en América Central, Filipinas y el Caribe.

El presidente y director ejecutivo de USMEF, Dan Halstrom, dijo que enero representó un comienzo bastante sólido para 2021, pero advirtió que las exportaciones aún enfrentan obstáculos relacionados con la covid-19 y desafíos importantes de transporte y de la mano de obra.

“A medida que los destinos clave para la carne roja de EE UU. implementan programas de vacunación frente a la covid-19, la perspectiva para 2021 es optimista, con una demanda de carne minorista que se mantiene fuerte y la expectativa de que el servicio de alimentos se recupere en más y más regiones”, dijo Halstrom.

“Pero los desafíos del transporte son actualmente una preocupación dominante, en particular la congestión y la escasez de contenedores en nuestros puertos de la costa oeste, donde las tripulaciones con escasez de personal manejan volúmenes de carga récord. La mano de obra también es un bien escaso en las plantas de procesamiento, lo que afecta la capacidad de la industria para capitalizar completamente bajo demanda de ciertos cortes intensivos en mano de obra y variedad de carnes”.

“Aunque el sector mundial de foodservice aún tiene una larga recuperación por delante, la demanda internacional de carne estadounidense sigue siendo impresionante y resistente”, agregó Halstrom. “Pero se deben superar una serie de desafíos logísticos para satisfacer plenamente esta demanda”.