Ganadería

Frigoríficos bajaron $ 7 por kilo la carne con hueso

Es ajustando sus listados a la baja del dólar y del ganado.

Carne vacuna. Carnicería.

Pablo Antúnez

Siguiendo la caída del dólar y la tendencia del precio del ganado, la industria frigorífica decidió bajar $ 7 por kilo toda la carne con hueso, incluidos los asados de la media res que les llega a los comerciantes. A esta baja se plegaron también los grandes abastecedores del mercado interno, abarcando las grandes superficies y las carnicerías.

Las pulpas desosadas, tanto las producidas localmente como las importadas —mayoritariamente desde Brasil y Paraguay— quedaron excluidas del descenso de precios.

“Es una muy buena señal”, consideró Hebert Falero, vicepresidente de la Unión de Vendedores de Carne (UVC), porque el ajuste de los valores a la baja quiebra la tendencia alcista que había tomado.

Falero recordó que en diciembre el precio de la carne vacuna “estaba totalmente fuera del mercado interno”, impulsado, básicamente, por las masivas compras de China que armó grandes stocks, para suplir su faltante de carne porcina. Cabe recordar que la peste porcina africana destrozó la producción de cerdos en Asia, donde la carne de esa especie es un pilar básico en la alimentación de sus poblaciones.

Después de finales de 2019, surgió la epidemia de coronavirus en China y dejó de comprar carne. Como consecuencia, los precios del producto “comenzaron a bajar en el mercado interno”. El reflejo más notorio fue la baja de los asados en más de $ 40 por kilo.

Con las compras de China paralizadas, el precio de la carne siguió bajando y “se puso a tono con el mercado interno”, recordó el vicepresidente de la Unión de Vendedores de Carne en su diálogo con El País.

Pero la alegría duró poco. La crisis sanitaria en China se expandió, el gigante asiático ya no realizaba las masivas importación, pero el efecto del coronavirus hizo subir en el precio del dólar en el mundo. Como consecuencia, en el mercado interno se dieron dos subas de la carne vacuna, ajustándose a ese precio de dólar al alza que superó los $ 45 por kilo.

Mostrador. La nueva rebaja estará activa al público en la mayoría de las carnicerías, seguramente a partir del próximo lunes 30.

“Habrá carniceros que la podrán trasladar antes, pero por lo general se compra y se guarda en las cámaras, carne para dos o tres días hacia adelante”, explicó Falero.

En muchos casos, la rebaja no será sólo de $ 7, algunos cortes determinados pueden llegar a bajar mucho más, pero eso depende de cada carnicero y de su demanda en particular.

Por otro lado, Falero recordó que “a nivel de mostrador se sigue vendiendo igual”, pero estimó que “cayó 40% la venta porque se perdieron las rotiserías, restaurantes, bares y escuelas, todos tradicionales clientes de las carnicerías”. El avance del coronavirus provocó el cierre de varios comercios del circuito gastronómico y en las escuela se entregan viandas.