Región

Víctor Tonelli sobre situación argentina: “Es un disparate”

El gobierno argentino decidió este lunes cerrar las exportaciones de carne vacuna por un lapso de 30 días, según le informó a los frigoríficos exportadores.

La decisión generó un fuerte rechazo en las bases del gremialismo rural, que ya venía advirtiendo por las consecuencias de otras medidas, como el registro para exportar carne recientemente creado y la resolución que creó nuevos requisitos a los exportadores que quieran anotarse o permanecer en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial (RUCA) y que obliga a presentar un plan de embarque de un año.

A propósito, Víctor Tonelli, consultor privado argentino, sostuvo que si bien “todos” vamos a sufrir esto, “los primeros en quedarse con menos laburo van a ser los trabajadores”.

“Esto ha sido un disparate de tal magnitud que nadie duda en tomar medidas muy contundentes”, señaló.

Dijo también que la medida fue comunicada a través de un documento “que si lo hubieran escrito en una revista de humor me hubiera reído”. “Lo aducen a la necesidad, entre otras cosas, de controlar exportaciones, informalidad. Una serie de estupideces. Primero instrumentaron toda la batería. Ahora directamente lo cierran. El comunicado es muy laxo, ni dice nada. Me enorme vergüenza referirme así a las autoridades máximas”, comentó.

El especialista en el mercado internacional de carnes aseguró que no se trata “de un problema de plata”, sino que el gran problema de fondo “es el valor residual negativo que queda detrás de esto”.

“Esto es un disparate”, afirmó, y agregó: “No es la primera vez que se toman estas medidas, y tuvieron un daño tan significativo que no hay forma de no entenderlo”.

Sobre las consecuencias que esto puede dejar en el mercado internacional, en donde participa con unas 80 mil toneladas de carne, dijo que tanto China -donde Argentina es el segundo principal exportador-, como Europa -en Hilton o en otras cuotas- e Israel -donde coloca una cuarta parte de su abastecimiento- “saldrán desesperadamente a buscar alternativas en Brasil, Uruguay y Paraguay.

“Va a haber suba de precios y mucha tensión en el mercado”, concluyó.