Región

Otra planta de Marfrig recibe recomendación para ingresar al mercado de Estados Unidos

La compañía reportó el mejor trimestre de la historia

Marfrig Global Foods.

Otra planta del grupo Marfrig Global Foods, la ubicada en Alegrete, Rio Grande do Sul, recibió una recomendación de las autoridades para que comience la calificación para poder exportar carne bovina a Estados Unidos.

Según comunicó la compañía y publicó Faxcarne, la unidad es la quinta de la compañía en recibir la recomendación y la segunda este año. En enero se habilitó la planta de Marfrig en Bagé, también en Rio Grande do Sul. La planta de Alegrete tiene capacidad para faenar 730 vacunos por día. Además de Bagé, las plantas de Marfrig en São Gabriel (RS), Bataguassu (MS) y Promissão (SP) pueden exportar al mercado de Estados Unidos.

Trimestre. Por otro lado, el grupo tuvo su mejor trimestre en la historia, con una ganancia neta de R$ 279 millones (unos US$ 53 millones) durante enero-marzo, frente un perjuicio de R$ 137 millones en igual período del año pasado.

El Ebitda ajustado (resultado antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización) tuvo un incremento anual de 39,7%, a R$ 1.708 millones, frente a R$ 1.223 millones del mismo período del año anterior. Con casi el 90% de la generación de caja en el mercado estadounidense, Marfrig también se vio favorecida por la apreciación del dólar. En el trimestre los ingresos aumentaron 27,7%, alcanzando R$ 17,2 mil millones.

En National Beef, la filial estadounidense, crecieron 30%, superando los R$ 12 mil millones.
Ante el momento favorable, Marfrig saldará más deudas, reduciendo la deuda bruta, dijo el vicepresidente de finanzas y relaciones con inversionistas, Tang David. El ratio de apalancamiento fue de 1,76 veces. La compañía cancelará alrededor de US$ 280 millones de un préstamo a plazo este año; según el cronograma original, se pagarían US$ 150 millones. A principios de año ya había reducido su deuda bruta total en US$ 250 millones. “Vamos a ahorrar US$ 6 millones adicionales por año en gastos financieros”, dijo el ejecutivo.

A su vez, la operación Sudamérica, que incluye a Brasil, Argentina, Uruguay y Chile, aún enfrenta desafíos. La empresa indicó que hubo ganancias de eficiencia, un aumento en los volúmenes de ventas y precios, sin embargo, esto no fue suficiente para compensar el aumento récord en el costo de la materia prima.

Así, el Ebitda ajustado del segmento disminuyó 54,6%, de R$ 464 millones a R$ 211 millones. El margen cayó 7,7 puntos porcentuales sobre la misma base comparativa, a 4,6%. Los ingresos netos en América del Sur, en cambio, crecieron 21,4% de enero a marzo de este año, a R$ 4.573 millones. Esto fue posible debido al aumento del 5,7% en el volumen de ventas, la suba del 17,6% en los precios de exportación, el aumento del 39,2% en el precio promedio en el mercado interno y por la mejora en el desempeño de los productos industrializados de la empresa.