Ganadería

Se atrasó la firma de contratos con turcos por ganado en pie

Importadores de Turquía pelean más los precios

Embarque de ganado en pie en el Puerto de Montevideo , exportacion de ganado vacuno a Egipto, ND 20141027, foto Agustin Martinez – Archivo El Pais

Pablo Antúnez

Turquía no muestra ningún apuro por comprar ganado en pie. Los exportadores uruguayos ya están encarando las negociaciones con los importadores turcos, pero éstos no muestran el más mínimo signo de apuro por concretar negocios, “porque saben que no hay terneros todavía”, afirmó a El país el presidente de la Unión de Exportadores de Ganado en Pie, Alejandro Dutra.

La buena noticia es que los importadores turcos piensan importar a lo largo de 2017 unos 500.000 vacunos en pie y las empresas uruguayas se juegan a colocar el mayor volumen posible, luego de cerrar 2016 con una colocación que superó las 280.000 cabezas. Un año más, las exportadoras uruguayas deberán volver a competir con sus pares de Brasil, Europa y Australia.

Dutra consideró que “sería fantástico” si se llega al volumen de ganado exportado el año pasado y explicó que, por el momento, las empresas uruguayas están focalizadas en Turquía, un comprador habitual de vacunos en pie criados y nacidos en Uruguay. Más allá del alto volumen embarcado el año pasado, Turquía supo comprar en Uruguay más de 300.000 terneros livianos en pie con destino a engorde y faena en destino, generando inversión y mayor extracción en la ganadería uruguaya.

A su vez, ayer el director de Ecoltix, Rodrigo González dijo a Valor Agregado de Carve que “las negociaciones de precios con Turquía están muy duras”.

Explicó que los exportadores “nos encontramos sorprendidos porque la firma de contratos tenía que haber arrancado hace dos meses y hasta ayer no existía ningún contrato firmado en el mundo”.

González dijo que la demora se explica porque los importadores turcos “proponen precios inalcanzables” y han puestos “condiciones de contrato que son imposibles de aceptar y cumplir”. Contó que, entre varias exigencias, se pedía que los turcos puedan cancelar el embarque veinte días antes sin multas y que no se alimente al ganado durante los días de descarga.

El exportador aseguró que son garantías “ilógicas” que las hemos venido negociando para retirarlas. “Ha llevado tiempo y tenemos incertidumbre porque no es un país serio” y “si no salen los negocios “habrá que buscar otras alternativas”, dijo el operador.

Rurales EL PAIS