Zafra de toros

Más de 1.100 toros lleva vendidos en octubre Zambrano & Cía.

Junto con escritorio Aramburu realizó una venta distinta de Brangus.

Pablo D. Mestre.

La firma Zambrano, junto con escritorio Aramburu, cerraron la primera venta virtual en lo que fue “la zafra final de Vertiente del Águila”

-¿Cómo surgió esa operativa?
-Junto con Aramburu organizamos este novedoso sistema de venta en una de las cabañas pioneras de la raza Brangus, lo que generó gran expectativa y logró la colocación del 100% de la torada.

-¿Hubo mucha demanda?
-Tanto, que incluso después de la hora 13, que era el cierre, llamaban para ofertar. Pero, con la convicción que el sistema debe ser serio y claro, se vendieron los toros para quienes ofertaron hasta esa hora.

-¿Cuántos compradores operaron en esta venta?
-Fueron 16 los distintos compradores de todo el país, con un máximo de 4 toros 3 clientes y repitiendo 3 clientes anteriores que contaron con el beneficio ofrecido. El sistema estuvo muy activo, en una zafra que sin dudas ayudó y que de haber habido 10 toros Brangus más se vendían. Una vez más las firmas rematadoras fueron creativas para darle solución a clientes de una vida que tuvieron una gran zafra final…

-Hablando de zafra, ¿qué balance hace de la misma?
-La firma está cerrando una gran zafra con 1.125 toros ofrecidos hasta el momento (y solo 8 no vendidos por la base que tenían de sus propietarios), sin contar las exposiciones ni el Prado. Hicimos tremendos remates y otros que hubo que ponerle el hombro, pero para eso estamos y nuestro principal desvele es lograr la mayor dispersión posible.

-¿Cómo ve al mercado?
-Bueno, a pesar de la dinámica, vemos un mercado muy, pero muy, “elegidor”, por no decir selectivo que da la idea de calma. Y la zafra ha estado lejos de calma, que demuestra un cliente que quiere invertir en genética que le mejore lo que tiene y eso es muy bueno. También vi, hasta ahora, un público que sabe y mucho. Anotan un toro bueno y para ese hay varias manos… Otra constante es que hay clientes que van y si no compran lo que fueron a buscar no compran. Para mi, todas señales de un criador muy maduro y con conciencia de los beneficios económica en la mejora genética a partir del esfuerzo de la cabaña nacional.

-¿Qué me dice de los vientres?
-Este año también hubo una muy buena propuesta de vientres, siendo altísima la demanda, sobre todo animales para entorar, aunque creo que las ventas en los vientres de pedigree están más normales que en el pasado en cuanto a los valores, no habiendo tanta diferencia, como en otros años, con los ganados generales (o H, Hs y SA).

¿Cómo proyecta lo que falta?
-Ahora cerramos con 3 ventas más, si no se organiza algún otro remate en noviembre. El miércoles tenemos 40 toros mochos en Rocha que siempre son realmente muy buenos, y el jueves, 57 toros: son 23 en el Braforazo y 34 en Angus del Norte, además de muy buenos vientres en Artigas. Y luego viene “La segunda Vuelta”, con una quincena de toros Braford y Brangus el 8 de noviembre junto con la feria mensual de Pepo Mattos.

-¿Como es el balance?
-Con esto y el cierre de “La Milagrosa” de Rosendo Laca que viene muy bien, vamos a superar los 1.300 toros (en 2018 fueron 1.122) ofrecidos y vendidos sin considerar la voluminosa oferta de vientres también y la gran mayoría de esos toros se vendieron en octubre (salvo 15 de la segunda vuelta), lo que creemos que fue una locura pero como nos gusta decir, sarna con gusto no pica…