Región

Los 100 establecimientos cesados para cuota Hilton en Argentina “hacen ruido, pero no paran el país”

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) dio de baja a cerca de 100 establecimientos agropecuarios que estaban habilitados como proveedores de hacienda para la exportación de carne con la cuota Hilton, el cupo de 29.500 toneladas de alto valor comercial con destino a Europa que representa un negocio de más de US$ 400 millones para Argentina.

La medida se tomó fue tras supuestas irregularidades en la crianza de ganado vacuno para la exportación con ese cupo. La cuota Hilton solo requiere la producción a pasto, no con granos o confinados.

A propósito, Miguel De Achaval, presidente de Swift Argentina, informó que desde hace tiempo el Senasa controla la producción de carne del país por vía satelital y encontró extraño que hubiera tanta superficie que produjera tanta cantidad de carne para cuota hilton, 100% generada a pasto. 

“Eso hizo ruido y vieron que establecimientos que no cumplían con la función y tenían feedlots para terminar animales”, explicó. 

Desde su punto de vista, la noticia hizo mucho ruido porque se cancelaron 100 establecimientos de un día para el otro: “Como todo el problema está cuando, en vez de ser gradual, aparece de un día para el otro y cancelan 100 establecimientos. Se hizo mucho ruido. Son 100 establecimientos, hacen ruido, pero no paran el país”. 

De Achaval, hizo referencia a que hay que ordenarse más para el futuro, pero que la producción de dichos lugares no van a parar al país, porque además se van a vender para otros destinos. “No irá como Hilton ni sus beneficios impositivos, pero la carne se va a vender”; afirmó.

De igual forma, sostuvo que se le da demasiada importancia, tanto Uruguay como Argentina, a Europa, un destino que continuamente pone trabas. En ese sentido, habló sobre la necesidad de trabajar más con Asia. 

“Tenemos una autopista para comercializar carne con Asia y es increíble que sigamos tomando esta ruta porfiada con Europa donde nos cerraron la puerta”, dijo.

Y agregó: “Llevar carne a Asia es una autopista de oportunidades, no así a Europa. No puede ser que la cuota Hilton que es el mínimo de la producción anual de cada país sea el baluarte de la industria. De lo único que hablamos es de la cuota Hilton”. 

 Escuchá la nota completa a Miguel De Achaval: