Publicidad

El tren agrícola

La gran cosecha de soja de este año impulsó con fuerza el PBI de la economía en el segundo trimestre, al tiempo que se sembró la mayor área de cultivos de invierno en décadas. Sembradoras y cosechadoras están a la cabeza del tren de la economía

Nicolás Lussich.jpeg

Uruguay plantó la mayor área de cultivos de invierno en más de 70 años, según los datos divulgados esta semana por DIEA-MGAP (gráfica). El nuevo ciclo de expansión de trigo y cebada, acompañados ahora de la colza -que suma amarillo al verde paisaje criollo- componen una base muy firme para el desarrollo agrícola, por su competitividad y diversificación. El avance tiene una causa relevante en el reciente aumento en los precios de los granos, pero seguramente es una tendencia que irá más allá de los vaivenes de mercado. El mundo demanda más alimentos, por lo que se necesita más producción.

area invierno .jpg

La colza es el fenómeno destacado de la agricultura de invierno, con un aumento del área de más de 60% este año -100.000 hectáreas más que en la zafra previa- quedando la superficie del cultivo apenas por debajo de las 270.000 hectáreas, según DIEA. Es la respuesta al aumento de la demanda de aceite comestible a nivel global, con una oferta restringida por limitaciones de área y bien fundamentados criterios ambientales.

La soja también es una fuente clave de aceite, pero con un contenido de hasta 20%. La colza en cambio ofrece más de 45% de aceite en el grano, un oleaginoso especializado y muy valioso. En las últimas zafras su destino preponderante ha sido Europa. El Euro se ha devaluado sensiblemente en el último año (casi 20%), lo que incide negativamente en el mercado. De todas maneras, los valores siguen siendo muy buenos en términos históricos (575 euros/ton el cierre esta semana).

El trigo, por su parte, reafirma su importancia en la agricultura nacional con un área mayor a la estimada: casi 290.000 hectáreas. Los avances en la productividad del trigo han sido notables y los productores siguen adhiriendo a este grano, que tiene un mercado fluido a nivel local y externo, con muchas alternativas de manejo y de material genético. A la cebada le tocó retroceder este año, seguramente - y en parte- por las altas exigencias de calidad que llevaron a que el año pasado los productores vieran recortados los ingresos a pesar de rendimientos brutos altos.

Aun así, la posibilidad de valorizar mejor los granos que no alcanzan calidad industrial - molinera o maltera- en el mercado de granos forrajeros, ha sido un aspecto clave en la expansión reciente de la agricultura. El productor sabe que los vaivenes climáticos y productivos pueden muchas veces generar lotes solo aptos para consumo animal; Si estos tienen un precio mínimo razonable, constituyen un soporte más para la agricultura.

Por todo esto es importante destacar la evolución total del área de invierno, Más allá de la dinámica de cada cultivo. Este trípode agrícola basado en trigo, cebada y colza, a lo que hay que agregar los verdeos de invierno, le ponen vigor a la fase invernal de la rotación.

Solo falta el agua 

Plantar es el primer acto, la decisión de inversión. Con insumos que este año están más caros, los números seguramente serán más estrechos esta zafra. Y falta agua: no se prevén lluvias importantes en estos días y -si bien las últimas precipitaciones “llegaron justo” no fueron parejas ni abundantes, en especial en algunas zonas del litoral centro y sur.

Los cultivos de invierno arrancaron muy bien y muestran mucho potencial, pero han pasado las semanas y llueve poco. Y ya están entrando en una etapa crítica en la que se define parte importante del rendimiento. Muchos cultivos de trigo y cebada están espigando y las colzas están empezando a llenar el grano. En el caso de esta oleaginosa, además, hubo cierto impacto de las heladas, tempranas y tardías, en un invierno que se ha hecho especialmente largo. “Precisamos mucho el agua”, nos dicen desde el litoral. Hoy podrían caer algunas lluvias, pero no se pronostica un episodio abundante y siguen pasando los días…Varios técnicos y productores estiman que -de no revertirse rápido la situación- los rendimientos no alcanzarán lo registrado el año pasado.

La agricultura ha avanzado notablemente en manejo y tecnología, pero sigue siendo una actividad al aire libre y dependiente del agua. Precisamente, se precisan lluvias no solo para el crecimiento básico de los cultivos sino para que éstos asimilen los fertilizantes y tratamientos dispuestos. Es alta la inversión por hectárea en juego.

Noticias de verano 

Mientras los cultivos de invierno están en etapas definitorias, se confirma la gran cosecha de soja levantada este año, que generará ingresos récord para Uruguay, seguramente superando los U$S 2.000 millones en 2022. Los datos de DIEA muestran que el rendimiento promedio alcanzó casi 2.800 kg/ha, el tercero mejor en la historia aún con una sequía que complicó mucho. El volumen de la cosecha se acerca a los récords del período 2010-2014 (gráfica).

producción de soja .jpg

Los precios han tenido volatilidad y responden a una agitada mezcla de factores alcistas y bajistas. Por un lado, la inflación en EEUU fue superior a lo previsto (8,3% anual). Se aseguran así nuevos aumentos en la tasa de interés para bajar la inflación, lo que afirma la cotización del dólar. Esto implica precios internacionales de los productos (que cotizan en dólares) menores. No sería algo de preocupación, si el fortalecimiento del dólar se diera también a nivel local, cosa que no sucede.

Por otra parte, en Argentina le aplicaron a los sojeros zanahoria y palo: por un lado, el gobierno ofreció el llamado “dólar soja” en Argentina (a 200 $A, 30% mayor al oficial), para hacer más atractiva la liquidación (venta) de la cosecha; por otro lado, aumentaron la tasa de interés para los créditos de los que mantuvieran saldos sin vender. Así, las ventas de soja tuvieron un fuerte impulso: los productores argentinos llevan vendidas más de 8 millones de toneladas desde que se implementó el mecanismo. Ante la nueva oferta vendedora en el país vecino, los chinos optaron por comprar más en Argentina, a menores precios que en EEUU, lo que presionó los valores en Chicago.

Pero el clima también está complicando en EEUU: el informe mensual de oferta / demanda del USDA de esta semana, redujo sensiblemente la estimación de cosecha de soja de EEUU, que pasó de 123 a 119 millones de toneladas, por la falta de agua y un estado de los cultivos peor al estimado previamente. El dato fue notoriamente alcista, aunque no alcanzó a compensar los dos factores comentados previamente y la soja bajó 3% en la semana. Aun así, el mercado sojero sigue tenso: la proyección de producción y stocks 2022/23 se basa en una muy optimista estimación de producción en América del Sur, de un cultivo que aún ni se plantó. Lo cierto es que la relación stock/consumo global de soja este año es la menor desde 2014 y La Niña sigue amenazando (gráficas).

soja .jpg
ONI .jpg

Precios atractivos e incertidumbre climática son el fundamento para la expansión del riego, que en maíz se acerca al 15% del área total. En la última zafra -dados los problemas de sequía- el riego hizo la diferencia, con un rinde promedio que más que duplicó a las chacras sin riego (cuadro). Esto implica agregar más de 1.000 USS/ha de ingreso bruto. Contar con sistemas de riego asegura el agua y -por tanto- permite subir el potencial del cultivo con más fertilización y la mejor genética. Es importante remarcar que en el crecimiento maicero ha sido clave la demanda ganadera, principal destino de consumo.

Así, la agricultura se configura como uno de los principales dinamizadores de la economía. El dato del PBI de esta semana lo confirma: creció 7,7% interanual impulsado por la cosecha sojera y la recuperación de la actividad en la enseñanza, entre otros servicios.

Para darle continuidad al crecimiento, es preciso seguir sumando infraestructura portuaria y de transporte terrestre, para reducir costos y aumentar capacidades de producción en todo el territorio. Es uno de los objetivos del plan de infraestructura vial que impulsa el gobierno. Lo del título es una figura simbólica, pero bien puede ser -también- una aspiración realista.

Transitamos un momento del mercado donde los precios de la hacienda están en un proceso de reacomodamiento
Más allá de la raza que preferimos criar o del cruzamiento que queremos hacer, elegir bien por nuestros toros paga. Usemos la genética y los datos para seguir el proceso de más vacas, más toros y mejores terneros...”
Lo bueno de la ganadería es que se puede mirar lejos. Una decisión de hoy impacta en la oferta de tres años. Por eso, las señales de intensificación deberán llegar de forma más generalizada a la cría, el eslabón más complejo
Mercedes Gómez | Socia del estudio Nopitsch & Asoc. | [email protected]
Las cadenas agroindustriales responden por 21% del PBI del país, según un estudio reciente de Exante, presentado en la reciente Expo Prado. El agro no es el único sector de la economía, pero es tan importante como dinámico.
El mejor Prado en años, tuvo un punto opaco. La nula presencia de figuras del Frente Amplio el día de clausura. Algo agravado por una polémica sobre la invitación a Fernando Pereira (al parecersí, fue invitado), y hasta una campañita en redes apoyada por algún legislador opositor llamando a no visitar la Expo. ¿Por qué se dan estas cosas en momentos en que el agro es la locomotora que lidera la recuperación económica post pandemia?
Son 54 años de identificación y compromiso con un sector decisivo y vital de la economía de Uruguay. Un sector pujante y vigoroso que provee a la humanidad de carne de la más alta calidad surgida de la producción totalmente natural, que es valorada por los mercados más exigentes del mundo, así como diversos cultivos -de la soja al arroz- que encuentran gran demanda en diversidad de naciones. El 31 de mayo de 1968, El País estableció las bases de su Sección Agropecuaria, que se tradujo en páginas en sus ediciones cotidianas y un suplemento que reflejaron las opiniones, inquietudes, problemas y soluciones de los hombres y mujeres que son protagonistas, desde el amanecer de cada jornada, de la actividad agropecuaria, una labor que no admite pausa porque los tambos deben remitir todos los días la leche a las plantas elaboradoras, debe atenderse la alimentación y otros aspectos del ganado en los campos y cuidar los cultivos que siempre están sometidos al azar de las condiciones climáticas.
Es un desafío importante, que el contacto entre el campo y la cuidad no sea solo durante la rural del Prado, debe ser todos los días pensando que sin dudas si al campo le va bien al país le va bien
Hay señales claras de retracción en el mercado chino -principal para la carne vacuna- pero la producción ganadera está fortalecida y se expresa con claridad en la Expo PRADO. Se suman inversiones para seguir creciendo, aún con precios menores
Es conveniente instrumentar la explotación a través de una SAS o SRL para poder aprovechar la exoneración de impuestos por las utilidades y la opción del Imeba, siempre que la superficie explotada y nivel de ingresos lo permita
El Criollo de La Pacífica ganó su Tercer Freno de Oro consecutivo y pasó a ser leyenda...
Si Uruguay tuviese las condiciones actuales de acceso arancelario de Australia en los cuatro principales importadores mundiales, en los primeros ocho meses del año habrían quedado unos US$ 124 millones para repartir en el negocio, que es el monto que no hubieran recaudado las Aduanas de los países importadores

Publicidad

Publicidad