Ganadería

El 15 de marzo empieza la vacunación contra aftosa

Sequía y calor obligaron al MGAP a atrasar todo el período

La Dirección General de Servicios Ganaderos (DGSG/MGAP) decidió posponer la vacunación contra fiebre aftosa de todo el rodeo bovino para entre el 15 de marzo y 15 de abril, como consecuencia del déficit hídrico y el calor.

No es la primera vez que se atrasa un mes la vacunación ante las condiciones de calor, buscando evitar que el clima  y el estrés afecten la inmunidad del rodeo. La ventaja que tiene este cambio es que permiten juntar el ganado una vez sola y junto con la vacuna de aftosa, realizar otras tareas sanitarias,  aunque las autoridades piden no combinar la vacunación con otros manejos.

La vacunación es obligatoria. A su vez, entre el 15 y el 31 de marzo inclusive, están suspendidas las concentraciones de bovinos, tales como remates feria y exposiciones. Sí están autorizados todos los eventos que no impliquen movimientos de ganado, como es el caso de los remates por pantalla.

En caso de los bovinos con destino a faena podrán ser movilizados dentro del período   con las vacunaciones de los dos anteriores. Posteriormente, a partir del 16 de abril, los animales deberán tener 15 días de haber sido vacunados contra aftosa para poder ser remitidos a frigorífico, debiendo presentar la documentación correspondiente al presente período.

Ante la pandemia de Covid-19, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca exhorta a los productores a evitar aglomeraciones al momento de retirar las vacunas. Deberán presentar la Declaración Jurada 2020, la Planilla de Contralor Interno de Existencias y la Planilla de Control Sanitario (actualizada). Deberán llevar heladera de mano con refrigerante.

La estrategia de distribución de las dosis será coordinada con las Comisiones Departamentales de Salud Animal (Codesas), que junto al servicio sanitario local deberán establecer cuáles serán los predios considerados prioritarios. Esos predios tendrán un control directo de la vacunación.

El correcto manejo de la vacuna es fundamental para que no pierda efectividad. Las dosis deben ser preservadas a entre 3 y 8 °C de temperatura, no se pueden congelar.

Para su aplicación se deben usar agujas 15/18 y aplicar la vacuna en las tablas del pescuezo, porque de ese modo se evitan daños y posteriores decomisos por abscesos en los cortes de mayor valor.

Nunca se debe dejar la jeringa al sol cuando se completa el tubo con animales que no han sido vacunados. Siempre debe depositarse dentro de la heladerita para mantener el frío.

También es necesario tener desinfectante preparado para limpiar agujas en caso de que caigan al suelo, se contaminen o presenten suciedad. El ganado debe estar a la sombra, es necesario manejarlos sin causar estrés. Lo mismo al ser devueltos a sus potreros luego de haber sido vacunados. El uso de picanas, gritos y perros, generan estrés, van contra el bienestar animal y perjudican la inmunidad de los animales.

El pasado 27 de enero el Poder Ejecutivo autorizó la compra de hasta 18  millones de dosis contra fiebre aftosa, pero se compraron 14 millones por US$ 10.299.250. En el período que se avecina se deberán vacunar poco más de 12 millones de bovinos.