agro

Un 2020 con sabor agridulce para el campo

Gerardo Zambrano, director de Zambrano & Cía, expresó que el 2020 fue un año complicado que, a fines de 2019, pintaba con buenas perspectivas en valores y en niveles de producción del sector agropecuario, pero el entusiasmo con el que se arrancó el año se fue disolviendo con la llegada de la pandemia

De todas formas, valoró que el sector agropecuario ha sido el que ha tenido menos dificultades sanitarias, aunque el clima le pegó duro a la producción.

En tema comercial, dijo, fue distinto porque los mercados -primero China y luego Europa- se vieron muy complicados y eso repercutió en países netamente exportadores, como Uruguay. 

“A pesar de eso se buscaron mercados nuevos y se llegó a un año bueno. Los valores estuvieron bastante bien, en volumen sí fue menos y eso pega más en la entrada de divisas al país. No podemos calificarlo como malo mirando otro rubro que es realmente complicado”, dijo.

Sin embargo, el empresario señaló que el clima está siendo determinante para la recuperación de los valores. “En términos generales no podemos quejarnos por los buenos precios para los granos. Lo mismo con el arroz en cuanto a producción y precios y este año pinta igual”, comentó. 

Respecto a las posibilidades de cara al 2021, Zambrano dijo que está complicado a nivel local por la pandemia y por el clima. En la medida que la vacuna se concrete, “sin lugar a dudas vemos que la segunda mitad del año las cosas deberían normalizarse para el sector agropecuario y otros sectores”. 

“El negocio está condicionado básicamente por el clima. Veo una rentabilidad acotada y restringida. Tanto la sensibilidad del gobierno, los proyectos de inversión, esas cosas están corriendo a favor de un sector agropecuario que es el puntal del país, hay mucha inquietud e incertidumbre con el clima. Pero optimismo por la sensibilidad del gobierno”, concluyó.

Escuchá el análisis completo de Gerardo Zambrano: