Remates

Emotivo y pasional remate de los caballos Criollos de Vila Cabrera Hnos.

Escritorio Valdez y Cía., vendió, en el local “Conventos” de la Sociedad Agropecuaria de Cerro Largo, los caballos Criollos “Resistentes” de cabaña “La Cueva” de Vila Cabrera Hnos., con varios puntos destacados.

Pablo D. Mestre.

“Fue uno de los remates más pintoresco y divertido que he tendido en años”, aseguró el martillero Pablo Camilo Valdez Pasturino, tras la jornada en el local “Conventos”. Es que se vivió un clima de fiesta en la cual hubo “varios gritos de Viva la Patria y viva los Blancos”, según confesó el director de la centenaria firma rematadora, quien destacó que “hasta el candidato Luis Lacalle Pou adquirió una yegua que al ser adjudicada despertó los vítores desde todas las tribunas del local de la Agropecuaria de Cerro Largo. Y agregó: “ojalá el nombre de la yegua (la RP 184. Iluminada de la Cueva), sea un presagio de cosas buenas”.

Por su parte Rafael Gorozurreta analizó que “fue un remate positivo en lo comercial y reconfortante en lo emocional”. El representante de Valdez en Cerro Largo comentó que fue “un evento comercial transformado en una fiesta familiar, por un lado la familia Vila Cabrera y por otro el equipo de Valdez”.

Destacó que los compradores acompañaron desde principio al fin. “En un remate trabajado, con ventas totales en mansos y redomones en pista y más trabajosa en potros, pero que en poco más de dos horas de actividad se distribuyó toda la oferta”.

En ese sentido Gorozurreta dijo que la oferta se dispersó entre  productores y criadores de la raza, dentro y fuera del departamento de Cerro Largo. “Unos con el objetivo del buen resultado deportivo, tomando como referencia los logros de la cabaña La Cueva y otros procurando un pingo manso, con buena doma de confianza para las tareas camperas”.

Los valores máximos, mínimos y sus respectivos promedios, expresados en dólares, fueron: yeguas de andar: 2.700, 1.440 y 2.118; caballos de andar: 1.260, 1.116 y 1.224; yeguas redomonas: 1.350, 900 y 1.110 y potros: 1.080, 486 y 750.

El balance final, según Pablo Camilo Valdez fue positivo. “El mercado valoró la selección realizada con pasión bajo el rigor del trabajo por la familia Vila Cabrera y se vivió una gran fiesta en Melo”.