Obituario

Gabriel Couto

“Aquele abrazo cara”.

Así nos saludábamos y nos despedíamos cada vez que nos veíamos. Y fueron varias, porque Gabriel estaba en todos lados. Literal. Tanto en una actividad en el rincón que fuera de Uruguay, o en Esteio, o en Palermo. Siempre estaba.

“Cuídate, que tengas mucha salud, porque mientras sigan escribiendo todos los días, nosotros tenemos asegurado el programa de radio”, me decía con ese sentido del humor que también lo distinguía.

Un tipo solidario, profesional, laburador, siempre metiéndole para adelante, fuera en la radio, en la TV o hasta para pasarme las fotos de las actividades en cualquier parte del país, especialmente en Artigas… Nunca un “pero”, ni una excusa. “Para mi es un orgullo ser corresponsal de Rurales El País”, me decía para que no me incomodara pedirle fotos una y otra vez…

Este miércoles, después de pelearla por unos días en el CTI, el Covid se lo llevó… Tenía 37 años, tres hijos y un montón de proyectos por delante…

En momentos de rabia, de angustia y tristeza, realmente da impotencia que muchos no tomen conciencia que esto va en serio…

No es hora de grietas, porque la única que existe con esta pandemia es la que divide la vida de la muerte. Y eso es irreversible…

Gabriel, fue un placer conocerte y compartir momentos contigo.

A donde estés, te mando “Aquele abrazo cara”…

Pablo D. Mestre.