Números con letras

Mercados: el clima manda

Las tendencias en los principales mercados de productos del agro se han reafirmado esta última semana, con nuevas subas en los granos y más ajustes a la baja en el mercado ganadero

En ambos casos el clima tiene un rol preponderante, a lo que hay que agregar la demanda de China en el mercado agrícola internacional. En efecto, la falta de lluvias en América del Sur (la principal zona sojera del mundo) causa creciente preocupación y genera un lógico efecto alcista en el precio de la oleaginosa. Además, la demanda china no cesa y las intensas compras en EE.UU. siguen. Con un agregado sorpresivo: las ventas de soja de Brasil a China (de algunos meses atrás) fueron tan intensas que la industria procesadora brasileña, consumidora de grano de soja, debe recurrir a soja de los EE.UU. Un hecho con pocos antecedentes que habla de lo tenso que está el mercado. Para viabilizar esto Brasil ha decidido dar garantías legales a las importaciones de soja desde EEUU, reconociendo la equivalencia de los eventos transgénicos habilitados en EEUU y Brasil. 

Recordemos que Brasil decidió hace pocas semanas suspender las tarifas de importación de maíz, soja y subproductos, aplicables a países fuera del Mercosur, en aras de facilitar el suministro y combatir una preocupante inflación alimentaria. En este contexto, Brasil ha venido aumentando las importaciones de arroz y lácteos uruguayos, mientras se provee también de soja paraguaya.

Esta semana la soja en el mercado de Chicago marcó un nuevo máximo de los últimos 6 años, al superar los 400 U$S/ton. La tendencia se trasladó de inmediato a los precios de la región (gráfica) y en el mercado local los compradores ofrecen hasta 400 U$S/ton puesta en Nueva Palmira.

HACIENDAS. En el mercado ganadero la tendencia es la inversa: el clima y sus proyecciones está llevando a muchos productores a vender, para evitar situaciones extremas, con la consecuente presión sobre los precios. La faena bajó levemente, pero superó las 46.000 cabezas y seguramente se mantendrá firme hasta fin de año. Bajó la faena de novillos y subió la de vacas. 

El precio del novillo gordo sigue en ajuste paulatino a la baja y ya no es tan fácil conseguir 3,10 U$S/kg. Las vacas se comercializan a valores de entre 2,85 y 2,90 U$S/kg, mientras las vaquillonas se pagan hasta 3,05 U$S/kg.

En los remates por pantalla la colocación se ha vuelto más pesada, con precios menores. Los terneros hicieron esta semana 1,95 U$S/kg, una baja de 25% respecto a un año atrás. Caídas similares tuvieron el resto de las categorías de machos. La vaca de invernada se ubicó en 1,40 U$S/kg, 27% menos que hace un año.

LÁCTEOS: los precios internacionales de referencia, en Nueva Zelanda, tuvieron un moderado retroceso, con la leche en polvo entera registrando una baja de 2% para ubicarse en 2.983 U$S/ton. Si bien el precio de los alimentos a nivel global comenzó una tendencia al alza liderada por los granos, la mayor oferta de países exportadores contiene –al menos por ahora- el precio de los lácteos.