Ganadería

Romay sobre el ganado gordo: “Nos deberíamos acostumbrar a precios inferiores al año pasado”

Ante la incertidumbre de los mercados por los efectos del Coronavirus, el empresario ganadero dijo que “tenemos que ser muy cautos” y es necesario “mantener al sector trabajando y funcionando, sin quebrar las cadenas”.

Walter Carlos Romay, propietario de cabaña La Elisa.

En tiempos de incertidumbre en el mercado mundial de carnes a raíz del impacto económico del Coronavirus en varios compradores importantes, el propietario de cabaña La Elisa, Walter Carlos Romay aseguró que “tenemos que ser muy cautos” y es necesario “mantener al sector trabajando y funcionando, sin quebrar las cadenas”.

Romay dijo a Rurales El País que es clave “tirarnos por debajo de la cresta y dejar pasar la ola hasta que llegue la siguiente”, aunque consideró que “es difícil saber cuánto va a durar”. Según estimó, la actividad podría despegar recién para el próximo año.

En cuanto al impacto al mercado de haciendas, el empresario ganadero aseguró que “nos vamos a tener que acostumbrar a precios diferentes, no creo que podamos pensar en las referencias del año pasado”. Dijo que “hay negocios, que han sido importantes para el país, como la cuota 481, que se han suspendido y se debe esperar para ver cuándo reinician”.

Romay agregó: “La cuota es un negocio que mueve mucho dinero e incide en toda la cadena, mismo al sector agrícola. Ante los cambios anunciados Uruguay debe pensar en sustituir o buscar alternativas para una operativa comercial tan relevante para el país”.

Por último y consultado por la salud financiera de la industria frigorífica, dijo que “si se analiza el comportamiento del mercado internacional y los últimos cambios que se han dado con devoluciones de mercaderías y renegociaciones de otras, la industria lo tiene que sentir”.