Ganadería

Previo al fin de año chino, demanda y precios de la carne “deberían subir”

El director de Agromeals, Juan Lema, aseguró que China “está demandado mucha carne” y Uruguay “no tiene problemas de colocación”.

Carne vacuna en frigorífico. Foto archivo El País.

El efecto de la gripe porcina africana que obligó sacrificar un número destacado de cerdos en China, provocó importantes controles en los puertos de Hong Kong y Vietnam (canal gris) para el ingreso de carne vacuna y un aumento significativo de entrada de proteína roja por los puertos chinos, además de un mayor consumo.

El director de Agromeals, Juan Lema, aseguró a Rurales El País que el grande asiático “está demandado mucha carne” y estima que previo al año nuevo chino “vuelva a subir la demanda y los precios se ajusten al alza”. Y agregó: “Uruguay no tiene problemas de colocación, veo muy bien al mercado internacional”.

Lema contó que en los primeros seis meses del año todos los países del Mercosur, a excepción de Paraguay, aumentaron las exportaciones de carne vacuna: Argentina un 45%, Brasil un 27% y Uruguay un 8%. “No hay dudas que la demanda global de China ha crecido”, resaltó.

Argentina ha sido quien “supo aprovechar mejor” la demanda de China y “ha mostrado el movimiento más fuerte”. Lema dijo que más del 75% del total de las exportaciones de Argentina se destina a China.

De todos modos y teniendo en cuenta la diferencia del valor de la hacienda en Argentina y Brasil con respecto a Uruguay, el broker de carnes dijo que “no hay variaciones” entre los precios propuestos por los países. “Argentina ha mantenido los precios, por su puesto que bajaron algunos cortes, pero nada significativo. Hoy se está aprovechando de la realidad de China”, señaló.

Por último, Lema se refirió a la devaluación que experimentó la moneda china frente al dólar americano, el valor más alto de los últimos diez años. Dijo que, al momento, “no ha tenido impacto en los negocios”, pero los chinos “lo utilizan como un argumento a la hora de negociar”. Sin embargo, considera que “no hay nerviosismo, ni tampoco baja en la demanda o los precios”.

Escuche a Juan Lema: