Ganadería

Hay menor porcentaje de mellizos frente a 2018

Majadas siguen en buen estado en la mayoría de las zonas.

Oveja con corderos en el campo. Foto: El País.

Pablo Antúnez.

La majada está bien preñada y las ecografías tempranas, para el caso de las encarneradas realizadas en marzo, están dando menos cantidad de mellizos comparando con el año pasado.

Por el momento hay buenas condiciones nutricionales y bastante verde en el campo para que la oveja lo aproveche.

Si bien las majadas están en un momento fisiológico —pasan por la primera mitad de la preñez—, el 40% de las ovejas no sufrieron el exceso hídrico, porque en la zona de basalto (Artigas y Salto) llovió bastante menos en el sur del país.

En zonas como Durazno y Florida, donde llovió copiosamente, “el exceso de agua llegó en un momento donde afecta poco. Mucho más grave hubiera sido en agosto, en el último tercio de la parición o en el período de lactancia, donde seguro hubieran provocado muerte de corderos”, explicó a El País el jefe del Área de Transferencia de Tecnología del SUL, Dr. Adolfo Casaretto.

El profesional hizo algunas recomendaciones sanitarias. “Realizar el seguimiento de parásitos con análisis coprológico. Siguen los ataques de lombriz del cuajo, porque no se dieron las condiciones para el parásito se retire”, afirmó Casaretto.

Aplicar tratamientos podales. “Sería bueno darle una frecuencia quincenal con sulzafo de zinc al 10% o formol al 5%. Esa es una buena medida para combatir los brotes de pietin que puedan aparecer”, consideró el profesional.

El experto del SUL también pidió que en esta segunda mitad de la preñez, “se protejan a las majadas contra clostridiosis, fundamentalmente manchas y gangrena”. Casaretto recordó que el momento de la parición es un momento delicado y hay que tener antes las majadas protegidas. En los rumiantes vacunando en el preparto, logramos protección en los corderos hasta los 45 días”.