Expo Prado

Más de 500 reproductores ya están en los galpones

Este miércoles ingresaron a la muestra los primeros reproductores, en una actividad que claramente también se vio modificada por los protocolos exigidos por el coronavirus

La admisión de animales para Expo Prado 2020 se dio con total normalidad este miércoles durante el primer día de la muestra, en un trabajo que, como cada año, estuvo a cargo de un equipo de veterinarios de la Dirección General de Servicios Ganaderos.

El doctor Gustavo Travieso, responsable del área de ingreso de los grandes reproductores, sostuvo que “el equipo se encarga de la admisión de animales, en este caso, en bovinos, donde se hace una inspección externa del animal, mirando la piel, parásitos y verrugas, las cuales son causas de descalificación para no permitir el ingreso”.

Según informó, se tiene en cuenta la documentación enviada por cada establecimiento, que consta de un certificado que es emitido por un profesional de origen liberal en la propia cabaña, donde se realizan los sangrados y análisis correspondientes que son presentados en el momento de ingreso.

“Nosotros acá revisamos la documentación y la inspección clínica que hacemos, determinamos el ingreso o rechazo” remarcó.

Al ser consultado sobre distintos percances que puedan haberse registrado, dijo que “No ha habido ningún problema en poco más de 400 bovinos que se inspeccionaron”.

A nivel de ovinos, el trabajo que realizan para la admisión de los más de 170 ejemplares inspeccionados sostuvo que “nos fijamos en la presencia de parásitos, sarna y piojos, pietín y enfermedades infecciosas de piel, que básicamente lo que se inspecciona”.

También se tienen en cuenta síntomas de enfermedades respiratorias.

Números. Ingresaron al predio de Expo Prado 403 bovinos de las razas Hereford, Aberdeen Angus, Shorthorn, Braford, Brangus, Wagyu; 172 ovinos de las razas Texel, Hampshire Down, Suffolk, Southdown, Ile de France, Poll Dorset, Frisona Milchschaf y 48 equinos de Appaloosa, Árabes, Paint Horse, Akhal-Teke, Deportivos, SPC, Lusitano, Percherón.

El protocolo. El protocolo sanitario también alcanzó a los veterinarios, que se vieron obligados a reducir un 40% del personal habitual, por lo que hubo que seleccionar la cantidad de técnicos y el equipo de trabajo, pero cumplir con la misma cantidad de tareas, y sumarle las distintas medidas de higiene.