Agricultura

Mercado sojero reacciona lento y espera anuncios

Subas prenden de un hilo y los premios no aumentaron.

Soja.

Pablo Antúnez

Las subas del precio de la soja en Chicago penden de un hilo. Si bien la oleaginosa lleva cuatro jornadas con incremento de valores, apoyada por la esperanza que la tregua comercial entre Estados Unidos y China (por 90 días) resuelva la disputa entre ambos países, el mercado espera que el gigante asiático confirme la baja de aranceles y vuelva a comprar soja producida en el país norteamericano.

“La reacción del mercado de granos de Chicago fue positiva, pero no en forma significativa”, confirmó a El País Fernando Villamil, broker  de granos de la empresa Agrosud.

Según la visión del analista, el mercado ya había reaccionado, pues las señales que se dieron la semana previa a la cumbre del G20 (que reúne a las 20 principales economías del mundo) celebrada en Buenos Aires, se orientaban a que se lograría un acuerdo entre los dos países en discordia.

Esas señales provocaron que “la soja fuera tomando ganancias. Hoy no hay más información por el lado de China sobre ese período de tregua y hay un compromiso, un poco ambiguo, de comprar productos agrícolas de Estados Unidos, pero no se anunció una baja de aranceles”, explicó Villamil.

El mercado sigue expectante y China sigue sin comprar soja a Estados Unidos. “Eso tiene como consecuencia que las primas, es decir los premios que se pagan sobre Chicago para la soja de la región, todavía no se hayan ajustado. Se están manteniendo si hay un acuerdo. Eso hace que estemos con niveles de precios un poco rezagados”, destacó el broker.

Para Villamil, y otros analistas, la noticia que puede modificar el mercado mundial es que China  “anuncie una baja de aranceles. Eso será lo que provocará que Chicago tenga una cuota adicional”.

Mientras tanto, los importadores chinos de soja especulan con el posible acuerdo y se favorecen de la mayor oferta, mirando más a la región y principalmente a Brasil que es el principal abastecedor, detrás de  Estados Unidos.

Cabe recordar que China compró 28% más de soja brasileña hasta el pasado mes de septiembre, según datos de la Administración General de Aduanas.

Los compradores chinos importaron 7,59 millones de toneladas de soja brasileña en septiembre, frente a los 5,94 millones de toneladas de hace un año, según los datos divulgados por la Aduana de China.

Brasil representó el 95% del total de 8,01 millones de toneladas importadas en septiembre, comparado con el 73% en el mismo período del año pasado, según la misma fuente.

Por otro lado, se prevé una molienda récord de semillas de oleaginosas en el ejercicio agrícola 2018/19 con un volumen estimado de 481 millones de toneladas, según Oil World. En ese marco, Argentina, otro de los grandes productores regionales, seguirá ocupando el quinto lugar del ranking de procesadores, cuando en 2016/17 fue el cuarto.

En Argentina las siembras de la oleaginosa están avanzando y en Uruguay se espera que se termine de levantar las cosechas de trigo y cebada (cultivos de invierno) para ponerse a plantar fuerte la soja, en un año donde los productores apuestan a mejorar los números, tras cargar el año pasado con la cosecha más magra de la historia

Rurales EL PAIS