Zafra de toros

San Gregorio Ganadera siguió de celebración en un año inolvidable

Dispersión total de la oferta de los Angus y los Polled Hereford. Cumpliendo los protocolos las familias Fernández inauguraron su local propio en la cabaña. Los Toros Angus a US$ 3.444 de promedio y los Polled Hereford a US$ 3.074.

 Soriano I Pablo D. Mestre.

Y San Gregorio siguió celebrando… En un año para encuadrar, quizás la cabaña de las familias Fernández sea la única que podrá decir esto del 2020, ayer coronaron un mes de septiembre inolvidable.

Es que, en un muy funcional y cómodo local propio, en el establecimiento, recibieron el premio que les faltaba, y quizás el más importante: el reconocimiento del mercado.

La cabaña que desde hace tres años conquista cocardas en todas las pistas Angus y Hereford que se presenta, y tras haber logrado el Gran Campeón, la Reservada Gran Campeona y la Tercera Mejor Angus, así como el Reservado Gran Campeón Polled Hereford en la reciente Expo Prado, diez días después, hicieron uno de esos remates que se posiciona en el top de la zafra.

Por varios motivos.

Previo a las ventas se vivió una jornada de celebración y emoción por la inauguración del local propio. Allí, cumpliendo todos los protocolos requeridos, los integrantes de las familias de San Gregorio Ganadera recibieron reconocimientos: primero de la Sociedad de Criadores de Angus, en manos de su presidente Diego Oribe y del Gerente Matías Fuentes.

Luego de “los hermanos mayores”, Luis y Hugo Fernández Echeverría entregaron reconocimientos a Eduardo y Raúl.

Y finalmente, sus hijos, o sea la tercera generación, recibieron de parte de los primos “la campana del éxito”, que ayer mismo comenzó a sonar haciéndole el honor…

Sino repasemos.

Con la conducción de los negocios a cargo de escritorio Pagés Mañay y Coco Morales Negocios Rurales, primero se vendieron 30 dosis de semen del “Pipo”, Gran Campeón Angus de Expo Prado, a US$ 50 cada una, adquiridas en lotes de a 10 por Gabriela y Verónica Abella, Pablo Niell y Germán Morixe.

Las 21 vaquillonas Angus PI a un promedio de US$ 4.055. El mayor destaque fue por la venta de una hija de “Capo” en “Brigadier”, comercializada en US$ 8.500 el 50%, adquirida por Los Tapiales y Gonzalo Reynoso. Y tras ella, otra vaquillona, (Quebrantador), fue adquirida por la cabaña “El Carimbá”, en US$ 5.000 el 50%.

Otras dos destacadas fueron las ventas del 100% de “Paloma” (Serrucho en Conce), en US$ 7.000, adquirió la Alianza Genética Frigorífico Modelo y La Rubeta y en el mismo valor se vendió una hija de Insight, adquirida por Nicolás Ruch.

En esta categoría operaron en las compras varias cabañas reconocidas como Sociedad Ganadera San Salvador, El Yunque, La Santina, etc.

Luego se vendieron 7 vacas PI: 2.350, 1.250 y 1.679 y 49 vaquillonas SA a US$ 1.284 de promedio.

Si buena fue la venta de los vientres, los toros no les fueron en zaga: se vendieron 55 toros a US$ 3.444: los 20 toros PI a un valor promedio de US$ 4.010. El máximo fue US$ 6.000 por el RP 039 (Courage), adquirido por Alex Porto y mínimo de US$ 3.100. Los 35 SA: 3.650, 2.500 y 3.120 de promedio.

Polled Hereford.
Los 46 toros hicieron promedio en US$ 3.074, fueron 10 PI: 3.900, 2.800 y 3.270 y los 36 MH: 3.350, 2.500 y 3.020.

Respecto a los vientres: 8 vaquillonas PI: 980; 50 vaquillonas HS: 1.000, 900 y 950.

Así transcurrió una jornada fantástica en un año inolvidable para San Gregorio Ganadera. Un año con distinción en las dos pistas: de calificación y de venta…

Y, aunque se sintió la fuerza de las nuevas generaciones… Ayer, las banderas las agitaron todos los integrantes de la familia… Y no es para menos.