Rurales El Suplemento

Sebastián Lichero: “Por la escasa oferta, los terneros se van a valorar en la zafra”

El empresario ganadero aseguró que entre producir y arrendar el campo “los números son muy finos”, y más bien se trata de una “cuestión filosófica”.

Sebastián Lichero.

Guillermo Crampet
[email protected]

– Estamos próximos al ingreso de una nueva zafra de terneros, ¿qué considera que pueda suceder?

– Entiendo que será una buena zafra en cuanto a la cantidad de terneros. En el norte del país vivimos un verano bajo riego, las lluvias vinieron muy bien, está sobrando pasto y la gente está intentando hacer las cosas bien en el campo. Y en cuanto a la demanda, no está alcanzando la cantidad de terneros que se producen, faltan muchos. Por ejemplo, las industrias están con capacidad ociosa por falta de animales, la demanda va a seguir y no debería suceder nada fuera de lo normal en comparación a la zafra anterior.

– De acuerdo al momento que vive la ganadería en Uruguay, ¿por dónde se podrían ubicar los precios?

– Por el ternero se debería pagar US$ 2,50 el kilo, más allá que en el último remate de Plazarural bajó en algunos centavos la referencia, en el entorno de US$ 2,34. Entre esos números está la cotización. Considero que el valor del ternero va a acompañar la caída del ganado gordo pero no en la misma medida porque no hay oferta. Además en un ternero de 150 a 180 kilos no cambia la ecuación pagar US$ 2,20 o US$ 2,50 para lograr un novillo de 500 kilos, y al tener un mercado con poca oferta los productores van a pagar igual.

– Teniendo en cuenta los costos de producción del establecimiento, ¿cuál es el precio base de un ternero?

– A menos de US$ 2 el kilo no se puede vender. Pero también es cierto que en Uruguay, en condiciones normales, sí se podría producir por debajo de esos valores, pero el país está muy caro en insumos y el dólar se trancó y no sube, y es necesario que se acerque más a la cotización de la región para tener una mayor competencia.

– Considerando las últimas zafras de terneros, la incidencia de la exportación en pie, la demanda de la industria y la escasez de oferta, ¿cómo llega el criador a la zafra?

– El criador llega medianamente bien a la zafra de terneros. En la ganadería es muy difícil hacer plata, es un negocio estable pero no tiene los resultados económicos que tuvo la soja hace años. Queda claro que sí es seguro y sí es estable, aunque con márgenes bajos.

– En la obligación de ser más eficientes en un negocio de márgenes ajustados, ¿hay muchos productores que decidieron abandonar el rubro?

– Hay mucha gente que hace las cosas muy bien, y el que no se pudo adaptar a los cambios salió del mercado y arrendó los campos.

– ¿Y está haciendo un mejor negocio?

– En la actualidad, entre producir y arrendar los números son muy finos, ya pasa a ser una cuestión más filosófica que real. Por ejemplo, haciendo las cosas muy bien y con un año bueno podés lograr ingresos de US$ 100 por hectárea, mientras que la renta ganadera da US$ 80. Pero qué pasa si el año no es bueno para la producción, ya sea por el clima u otras cuestiones, quizás empatás o también podés perder plata.

– En cuanto a los precios, ¿por dónde considera que se ubicaría el mercado ganadero en este año?

– Entiendo que el precio del ganado gordo no debería bajar mucho más. A los valores del mercado los ubicaría entre los picos que se alcanzaron el año pasado y las referencias que se manejan en estos momentos, una media entre esas cotizaciones.