Publicidad

Presente y futuro muy alentadores

Al tiempo que se conocen avances en las negociaciones con Brasil, en lo interno el ganado pegó un salto, con novillos en el eje de US$ 4,50 y vacas en 4,30. En lo internacional todo indica que seguirá una demanda muy activa

Martín Olaverry ok

Las autoridades de Uruguay y Brasil acordaron recientemente mantener el acceso de la carne con hueso desde que se exporta desde nuestro país. Existía preocupación en el sector uruguayo ya que varios Estados brasileños, entre ellos Río Grande, fueron declarados libre de Aftosa sin vacunación.

Nuestro país podrá mantener la exportación de carne ovina con hueso y también la vacuna, por otra parte, Uruguay habilitaría en estos días el ingreso de equinos desde Brasil para faena inmediata. El precio de Brasil por los caballos de industria es muy inferior al de nuestro país, además con esta medida también se busca desalentar el ingreso de esta especie de contrabando.

Por otra parte, en caso de tener una ecuación favorable, se podrá importar desde Brasil, para faenar en frigoríficos no habilitados para la exportación, ganado vacuno de la misma forma que se podrá exportar en caso de tener mejores precios al país vecino.

No hay una definición para la habilitación de animales para reproducción (terneras o vaquillonas) las mismas, en caso de ser habilitadas, no podrán ser faenadas en un futuro en frigoríficos exportadores.

Uruguay también busca que Brasil le habilite el ingreso de ovinos para producción, sobre todo animales de alto valor genético, ya que esta especie en nuestro país no se vacuna.

Hoy desde Uruguay se pueden enviar ovinos para faena inmediata en plantas brasileñas.

Es probable que también quede próximamente habilitada la importación de carne con hueso desde Brasil a Uruguay ya que hay pedidos y consultas de privados.

Luis Avero, director de Frigorífico Saturno, manifestó en Valor Agregado que no observa la posibilidad comercial “de poder traer una media res o traseros enteros desde Brasil, porque los tiempos no dan para comercializarlos frescos”. De todas formas, aclaró que la importación llegó para quedarse porque, más allá del precio, es un factor que opera directamente en el saldo exportador uruguayo.

“Que haya carne importada en Uruguay significa que todo el ganado que se faena se puede vender y eso lo vemos con buenos ojos, los importadores y los exportadores”, indicó.
Mercado de haciendas.

La semana cerró con una operativa de venta de haciendas para frigoríficos muy firme, los novillos cotizan en el eje de US$ 4.50 y la vacas en US$ 4.30.

Juan Böking, consignatario de ganado, comentó en Valor Agregado que “la demanda está firme, las entradas son cortas y está cambiando el estado de los ganados”. Dijo que “se está viendo oferta de ganados de pradera, de verdeos que están muy buenos”. Los campos “se recuperaron en los últimos 10 días”, agregó. En ese sentido, sostuvo que la lógica dice que tendría que haber algo más de oferta, aunque tuvo en cuenta que, de ser así, los productores le van a meter más kilos a los ganados.

“Todavía no se nota una presión vendedora. No hay una oferta hoy grande que mueva el precio o atrase las entradas”, aseguró.

Mercado internacional. Transitamos un segundo semestre del año con una demanda importante del mercado internacional. Brasil espera para estos días la rehabilitación para exportar carne nuevamente a China luego de la confirmación de los dos casos de Vaca Loca en Minas Gerais y Matto Grosso.

Alex Lópes jefe de Inteligencia de Mercados de Minerva, informó en Carve que prevén que “en el correr de esta semana Brasil regrese a exportar carne a China”. Si bien al momento no hay nada real, la expectativa es muy grande porque el gigante asiático “necesita” esa carne. “Es claro: China necesita de Brasil. Estamos entrando en una fecha de compras de año nuevo chino, cuando los precios mejoran, las compras se agrandan. No creo que China se quede mucho tiempo fuera”, dijo.

Lópes manifestó su optimismo respecto a las condiciones del mercado internacional de cara a 2022, ambientado, sobre todo, en una recuperación de la economía global. “Habrá más posibilidad de colocación de carne. Más consumo de carne vacuna. Más oportunidad, menos crisis”, dijo.

De los jugadores grandes que tiene el mercado internacional de la carne, se prevé que Brasil siga con un buen nivel de oferta; Australia continúe con sus dificultades generadas a raíz de una sequía muy profunda y prolongada en el tiempo; y Argentina con sus problemas de restricciones políticas a las exportaciones de carne vacuna.

En ese sentido, el jefe de Inteligencia de Mercados de Minerva, Alex Lópes, sostuvo que Uruguay es un competidor fuerte en China, y sin Australia ni Argentina, “es claro que va poner más carne y volumen”.

Los precios de los granos han mostrado un descenso en los últimos meses, al confirmarse buenas cosechas en EEUU. Aún están en niveles muy buenos, pero hay que vigilar más los costos. Además, la ganadería se muestra más competitiva
Expectativa por la recuperación de Europa, pese a la “tibieza” de la feria de Anuga. En otro contexto, los corrales para la próxima ventana de Cuota 481 están todos vendidos y la industria trabaja para 2022 por arriba de 4 dólares.
La salida de la pandemia está impactando en una mejora de las compras de los mercados, por lo que los equilibrios volverán a niveles más cercanos a lo usual, siempre dentro de este ambiente de firmeza determinado por la avidez mundial por carnes rojas
La ganadería de carne sigue rompiendo récords de precio y exportaciones, mientras la agricultura se encamina a una muy buena cosecha de invierno. Pero los precios de los insumos se han multiplicado de manera alarmante. Más que nunca hay que enfocarse en la productividad y la sostenibilidad
En lo que va del año China ha llevado 240.673 toneladas de carne, el 61% del total exportado. La faena superó los 1,9 millones de cabezas, 36% de aumento frente al año pasado. Y los novillos cotizan en torno a 4,75 US$/Kg
Gestión de precios es herramienta que da previsibilidad y tranquilidad
El precio de la tierra en Uruguay se multiplicó por seis en 20 años y es un dato insoslayable para analizar todo lo vinculado a Colonización y la política de tierras, que poco tienen que ver con los asentamientos urbanos y suburbanos
El año pasado cada toro “costó” unos 7 terneros, que entonces valían US$ 100 menos que hoy. Si se proyecta, ¿deberían valer en torno a US$ 3.500?
Las previsiones para la ganadería son favorables y la expectativa es que el precio del ternero continúe siendo redituable para los criadores. Está todo dado para que esta zafra logre precios compensatorios y buena colocación
La economía crece nuevamente, según los datos del PBI. El agro seguirá avanzando, a pesar del freno que puso la sequía, moviendo construcción y transporte. Es un escenario para perseverar en mejorar la competitividad. Los atajos tienen riesgos.
La ganadería está un momento histórico, con la demanda china como principal explicación. Coinciden faena y precios de exportación récord, que son trasladados con efectividad al productor. El margen industrial por cabeza está en un mínimo, pero las industrias mejoran sus números. El aumento en el precio al público plantea desafíos
Estamos cerrando una Expo Prado en donde la cabaña nacional, el sector ganadero, supo responder y estuvo a la altura de las circunstancias; el sector comercial acompañó de muy buena manera y el Poder Ejecutivo apoyó

Publicidad