Publicidad

Acuerdos comerciales entre Japón y EE.UU. permitirán un mayor comercio de carne

Carne suína.

Los acuerdos comerciales entre Japón y EE.UU. van a permitir un mayor comercio de carne de vacuno y de cerdo entre ambos países.
Los consumidores japoneses están añadiendo más carne de cerdo y en menor medida, carne de vacuno a sus dietas. El país produce aproximadamente la mitad de los productos porcinos que consume y alrededor de un tercio de su carne vacuna, según publicó el portal Eurocarne.
Las importaciones abastecen el resto, siendo Estados Unidos uno de los dos principales proveedores de ambos productos básicos. Desde diciembre de 2018 hasta enero de 2021, Japón celebró cuatro acuerdos comerciales con países, incluido Estados Unidos, que están cambiando los mercados japoneses de carne de cerdo y vacuno. Los socios comerciales ahora tienen un acceso más favorable que el que tenían bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y, como resultado, se espera que las exportaciones estadounidenses de carne vacuna y porcina a Japón crezcan durante la próxima década.
Realidad. De 1990 a 2020, el consumo anual de carne vacuna en Japón aumentó de 6,0 kilogramos (13,2 libras) per cápita a 7,6 kilogramos (16,8 libras), un aumento del 27,4%. El consumo anual de carne de cerdo creció 24,3%, de 13,0 kilogramos (28,6 libras) a 16,1 kilogramos (35,5 libras) per cápita, lo que convierte a la carne de cerdo, entre las proteínas animales, en la segunda mayor fuente de calorías para los consumidores japoneses, sólo detrás del pescado y los mariscos, según los datos japoneses.
Los productores de carne de cerdo y vacuna de Japón están protegidos por mecanismos arancelarios que protegen al mercado de las importaciones. Esto ha permitido que gran parte de la carne de cerdo y de vacuno que consume Japón se produzca internamente, a pesar del costo relativamente alto de hacerlo. En 2021, Japón produjo más del 37% de la carne vacuna que consumió y alrededor del 50 por ciento de su carne de cerdo, y el resto de sus necesidades se cubrió mediante importaciones.
Las importaciones de carne de cerdo de Japón en el siglo XXI provienen principalmente de dos países: Estados Unidos, con una participación de mercado promedio de alrededor del 38%, y Canadá, con una participación de mercado promedio de casi el 20%. En cuanto a la carne vacuna, Australia y los Estados Unidos son los dos principales proveedores del Japón.

En 2021, la carne vacuna australiana representó el 41% de las importaciones de carne vacuna de Japón, seguida del 40% de los Estados Unidos. Durante los últimos 30 años,
Entre 2018 y 2021, Japón ratificó cuatro nuevos acuerdos comerciales, que pueden remodelar sus mercados de carne de vacuno y de cerdo. Con la finalización de estos cuatro acuerdos, esencialmente todas las importaciones de carne de vacuno y de cerdo del Japón ahora se originan en países socios de acuerdos comerciales.
Acuerdo. Acuerdo Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP). Esto comenzó como el Acuerdo Transpacífico (TPP) e incluyó a 12 países que en conjunto componían alrededor del 40 por ciento de la economía global. Sin embargo, Estados Unidos se retiró en enero de 2017 y el acuerdo pasó a llamarse CPTPP. En septiembre de 2022, el CPTPP estaba plenamente en vigor para Australia, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.
La membresía de Brunei y Chile entrará en vigor 60 días después de la ratificación de sus respectivos acuerdos.
Acuerdo de Asociación Económica Japón-UE (AAE Japón-UE). Este acuerdo es entre Japón y los 27 países de la Unión Europea (UE) y entró en vigor en febrero de 2019.
Acuerdo Comercial entre Estados Unidos y Japón (USJTA). Este acuerdo bilateral entre Japón y Estados Unidos entró en vigor en enero de 2020.
Acuerdo de Asociación Económica Integral entre Japón y el Reino Unido (AAE entre Japón y el Reino Unido). Este acuerdo entre Japón y el Reino Unido (UK) entró en vigor en enero de 2021.
Estos acuerdos reducirán los aranceles de importación para estos países signatarios de las tasas actuales de la OMC en pasos anuales hasta el año fiscal de Japón (JFY) 2033, que va de abril a marzo. La tasa arancelaria de Japón en la OMC sobre las importaciones de carne vacuna, por ejemplo, está fijada en 38,5%, pero los signatarios de acuerdos comerciales enfrentarán una tasa arancelaria menor del 23,3% en el año fiscal 2023, y esa tasa arancelaria caerá al 9,0% en el año fiscal 2033. De manera similar, La tasa arancelaria de Japón sobre las importaciones de carne de cerdo provenientes de países miembros de la OMC se fija en 8,5% para la carne de cerdo procesada y 4,3% para la carne de cerdo no procesada. Sin embargo, a partir del año fiscal 2028, la tasa arancelaria sobre las importaciones de estos productos procedentes de signatarios de acuerdos comerciales caerá a cero.
Los acuerdos comerciales tienen otros mecanismos arancelarios variables que están diseñados para regular el volumen de importaciones de carne de cerdo y vacuno de Japón. En el caso de la carne de cerdo, Japón sigue utilizando un sistema de precios de entrada. Un precio de entrada actúa como precio mínimo. Si el precio de la carne de cerdo importada es inferior a ese precio, el sistema aplica un arancel adicional igual a la diferencia entre el precio de entrada y el precio del bien importado.
En el caso de la carne vacuna, los acuerdos comerciales han puesto a los principales proveedores extranjeros de carne vacuna de Japón en un campo de juego relativamente igualado en términos de tasas arancelarias de importación. Sin embargo, existen diferencias entre los acuerdos comerciales en los mecanismos de salvaguardia, que aplican una tasa arancelaria aumentada por una duración mínima de 30 días cuando las importaciones exceden un volumen de activación. Esta situación puede poner a los exportadores estadounidenses en desventaja. Por ejemplo, las salvaguardias para Estados Unidos se activan a un nivel diferente que para los países del CPTPP, a pesar de que las dos regiones suministran a Japón aproximadamente la misma cantidad de carne vacuna. El nivel de activación para Estados Unidos es mucho más bajo, lo que significa que es más probable que Estados Unidos active el mecanismo de salvaguardia, como lo hizo en marzo de 2021.
Por el contrario, es poco probable que el volumen de exportaciones de carne vacuna del CPTPP a Japón alcance el volumen de activación. En el año fiscal 2020, las exportaciones de carne vacuna a Japón desde los socios comerciales del CPTPP fueron menos del 54 por ciento del nivel de activación. El nivel de activación del CPTPP se estableció cuando el acuerdo se conocía como TPP e incluía a Estados Unidos y se estableció en base a las importaciones combinadas de todos los socios del TPP, incluido Estados Unidos. Después de que Estados Unidos se retirara del acuerdo, los exportadores del CPTPP se quedaron con capacidad adicional para aumentar las exportaciones. Esto presenta un desafío no sólo para los exportadores de carne vacuna de Estados Unidos sino también para los productores nacionales de Japón, ya que reduce su protección frente a la competencia internacional. (En base a Eurocarne).

En el primer remate del mes fueron 8.098 vacunos y este jueves otras 7.114 cabezas vendidas, el 88,09%. Al contado y con banco Itaú.

Publicidad

Publicidad