Lechería

Leche producida a pasto genera más beneficios a la salud

Investigación en Galicia orienta a los consumidores

El Centro de Investigaciones Agrarias de Mabegondo (CIAM), dependiente de la Consejería de Medio Rural a través de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal), comprobó que el pastoreo y una alimentación a base de hierba contribuyen a mejorar la composición de la  leche bovina y a incrementar sus beneficios para la salud.

Estas son las conclusiones de una investigación llevada a cabo en colaboración con el Laboratorio Interprofesional Gallego de Análisis de Leche  entre los años 2016 y 2018, cuyo contenido se recoge en una tesis de doctorado presentada recientemente en la Escuela Politécnica de la Universidad de Santiago de Compostela.

En Galicia (España), se encuentra, por una parte, un sistema de monitoreo basado en pequeñas granjas extensivas,  con vacas  menos productivas y más longevas que consumen pastos frescos y ensilados. Por otra, un modelo mayoritario en la comunidad más intensivo, fundamentado en cultivos forrajeros y en vacas de alta producción menos longevas.

Tras analizar la leche de cada uno de los dos modelos, los estudios destacan “la extraordinaria calidad del producto en ambos casos”, aunque su composición varía según la alimentación que reciben las vacas durante la lactancia.

En Uruguay la lechería también tiene una base pastoril, que es complementada con concentrados para mejorar la producción de sólidos. A su vez, las vacas están libres en los establecimientos, sin la necesidad de estar estabuladas. El clima les permite vivir en el campo todo el año y su dieta se apoya  más en el forraje. La leche y los lácteos son básicos para lograr una buena alimentación.