Lechería

Gremiales lecheras definen si se reunirán con el Poder Ejecutivo

Suba de insumos, seca y endeudamiento continúan castigando a tambos.

 

Tambo. En muchos casos están utilizando raciones que recién pagarán en septiembre y continúan incrementando su endeudamiento.

Pablo Antúnez

La lechería continúa complicada. Con la convicción de que 2021 deberá ser un año de definiciones, las gremiales del sector continúan discutiendo en la interna si es conveniente reunirse con el Secretario de la Presidencia de la República, Álvaro Delgado, llevándole planteos concretos y buscando nuevos apoyos del gobierno.

Días atrás, la Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) planteó a las demás instituciones de tamberos la posibilidad de concretar ese encuentro con Delgado, pero aún no se llegó a un consenso.

“No está definido si se concurre o no a esa reunión. El problema es que cuando se acepta a ir a ese tipo de encuentro, por su importancia, hay que llevar planteos muy concretos”, admitió Justino Zavala, directivo de la Asociación Productores de Leche de Canelones. “Se está trabajando mucho a nivel del Instituto Nacional de Productores de Leche (Inale) y de alguna manera, la reunión con el Secretario de la Presidencia de la República significaría pasar por encima de ese trabajo”, agregó Zavala, que es delegado de los productores en Inale.

El problema de fondo del sector es la falta de rentabilidad y el peso del endeudamiento, sumado al incremento de costos de insumos básicos para la producción como fertilizantes, granos, raciones y otros insumos fundamentales.

Zavala consideró en su diálogo con El País que “no es un año fácil para conseguir avances por la pandemia del Covid-19 y sus avances. No es fácil salir a revolear el poncho y hacer planteos, tampoco está claro si es el momento de hacerlos”, consideró el directivo de la Asociación de Productores de Leche de Canelones.

Avances. Desde la óptica de los gremialistas del sector, se logró avanzar en temas muy puntuales, como los cambios generados en el Fondo de Garantía Lechero (Fogale), donde se aumentó el monto de la garantía y se va avanzando en otros aspectos del Fondo de Financiamiento de la Actividad Lechera (FFAL). En ese sentido, días atrás, el subsecretario del MGAP, Ignacio Buffa dijo a El País que se está trabajando y discutiendo con Economía, con Inale y con las gremiales un proyecto de Ley, que pretende “corregir algunas inequidades que se están dando en el sector y vienen perjudicando a algunos productores lecheros”.

El jerarca del Ejecutivo, detalló que se está próximo a “terminar de elaborarlo y precisa la aprobación de Economía, Ganadería y de Industria. Hay que ser muy claro. El fondo lechero fue un crédito que se le dio a todos los tamberos, donde ellos firmaron vales y hay una deuda asumida. Primero tiene que honrar los compromisos asumidos. Hay acreedores que son los bancos y hay que pagarles”.

Zavala insistió en que el gobierno “tendrá que definir qué papel le dará a la lechería. Deberá resolver si apoyará al sector o no”.

Costos. Mientras tanto, más allá de la sequía que continúa castigando a los tambos en muchas zonas, la suba de los costos de producción, de la mano del precio de los granos y otros insumos, sigue castigando a las empresas lecheras.

“Los insumos suben y en muchos casos, como en los fertilizantes, el incremento es pura especulación, porque está acompañando a los granos. Además, se anuncian subas importantes en valores de herbicidas y glifosato”, explicó Zavala.

Según su visión, era un año que “venía precioso, porque los precios internacionales venían subiendo, teníamos buenas perspectivas de colocación, pero vamos a tener que pasar por este puente que es estrecho”. Para el gremialista, lo que más le pega a los tambos es el costo de los insumos que son 50% de los costos de producción”, afirmó Zavala.