Ganadería

Uriarte se comprometió a eliminar “la burocracia”

Dijo que conducirá un MGAP más cercano al productor, lejos de los escritorios y cerca de las chacras.

 


El futuro ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Carlos María Uriarte, dijo que durante su gestión al frente de esa Secretaría de Estado, “se van a ver mucho más productores y más funcionarios en el campo, sobre todo, los responsables de la toma de decisiones”.

En declaraciones al programa Valor Agregado de radio Carve, Uriarte aseguró que se le prestará más oído a los productores y se le dará mayor protagonismo al MGAP de lo que se vio hasta ahora. Será un ministerio “lejos de la calle Constituyente y más cerca de las chacras, del campo y de la gente del interior”, remarcó el futuro secretario de Estado del gobierno de Luis Lacalle Pou.

Se comprometió a combatir la burocracia. “La burocracia interna la vamos a tratar de combatir al máximo. Vamos a hacer un análisis profundo para ir eliminando esa burocracia, no dejando sin trabajo a la gente, pero hay formas para irlo haciendo, como no renovando las vacantes que se generen por jubilación y otros motivos”.

Analizando algunas de las negociaciones internacionales, como lo fueron en su momento los protocolos fitosanitarios para la exportación de soja a China, donde se incrementaron los controles para evitar la aparición de malezas y evitar rechazos -los productores sostienen que sin consultarlos y muy sobre la zafra-, Uriarte reconoció que la actual conducción del MGAP “tomo algunas decisiones lejos de los productores”. También se mostró convencido de que es momento de renegociar algunos aspectos del protocolo sanitario vigente con China para la exportación de carne, como la exigencia de 90 días en el predio previo al embarque a faena.

“Hoy creo que el poder de negociación de Uruguay es fuerte, porque China demanda mucha carne. Se buscará flexibilizar estos trámites”, remarcó Uriarte.

A su vez, también se mostró afín a buscar simplificar algunos trámites que hoy están complicando a los productores ganaderos cada vez que embarcan ganado. “Sabemos y somos conscientes de algunas burocratizaciones en los trámites. Sabemos que hay dificultades para firmar una guía (de Propiedad y Tránsito), porque no hay gente en las comisarías” y reconoció que en el campo “hay dificultades para lograr una buena conectividad que permita acceder rápidamente a una guía electrónica”.

El futuro titular del MGAP criticó que se creó “como un país, que se pensó para la ciudad y no para el campo”. Reconoció que hay productores que tienen que hacer muchos kilómetros cada vez que tienen que cumplir con las exigencias que requiere un movimiento de ganado”, sea para el campo o para enviarlo a faena o remate.

Defendió el borrador del proyecto de ley de urgente consideración en sus aspectos vinculados con el campo. “Es transparente y es la primera vez que se pone a consideración pública. Los uruguayos todos tenemos la oportunidad de opinar y eso no recuerdo haberla tenido antes en numerosas leyes que se votaron a mano dura en el Parlamento”, dijo.

Sectores. El futuro titular del MGAP, reconoció la gravedad de la situación de la lechería y otros sectores. “El abordaje de la problemática de todos estos sectores -lechería, granja, vitivinicultura, arroz-, va mucho más allá de la rentabilidad momentánea que puedan tener” y dijo que hay que “mirar lo que significan para Uruguay y para el futuro del país”. Agregó que tanto la granja como la producción lechera son vitales para el afincamiento en el campo.