Ganadería

Pandemia generó una valorización de la carne en EE.UU. y un aumento de la importación

En Europa la realidad es “opuesta”, los importadores “piden que no se compre carne”, aseguró Alejandro Olivera, director de Campo Meat.

Carne vacuna en frigorífico.

La pandemia de coronavirus impactó en la producción de carne bovina y de cerdo en Estados Unidos, debido al surgimiento de varios brotes dentro de plantas frigoríficas que se vieron obligadas a detener sus actividades, a pesar que recientemente decretó la reapertura. 

Esta situación generó un desabastecimiento de productos cárnicos en el mercado interno, a tal punto que en algunas regiones del país norteamericano las cadenas de supermercados están limitando la compra de carne a dos piezas por persona, comentó a Rurales El País Alejandro Olivera, director de Campo Meat, tienda de carne que opera cercana a Miami. 

Olivera dijo que la faltante de carne “disparó los precios” de los cortes americanos y provocó un “aumento de la importación”, como también un incremento en el consumo de carne ovina. Además agregó que con la suba de valores “se podría llegar a vender carne bovina fuera de cuota, pero no me animo a decir que se podrá cuando el mercado se normalice”. 

Por el contrario, Alejandro Olivera, que también cuenta con una tienda boutique en Italia, dijo que en Europa “está sucediendo todo lo contrario y nos piden que no se compre carne”.

Aseguró que la Unión Europea está en “estado crítico” y en el mercado italiano hay “cero ventas” desde que inició la epidemia, que se suman a dificultades políticas y económicas que ya arrastraba el país. “El coronavirus fue el tiro de gracia en Italia”, cerró.