Ganadería

La pasión detrás del “Maracanazo” de La Pacífica en el Mundial de Criollos

El imponente triunfo de “Colibrí Matrero”, el caballo de cabaña “La Pacífica” que conquistara el Freno de Oro Ficcc en Esteio, generó la contagiante algarabía de la reconocida “hinchada” celeste en Brasil. Y eso también hace a la cosa

Foto: Fagner Almeida, Abccc

 

Pablo D. Mestre.

Además de todas las virtudes que tienen los caballos Criollos en cuanto a su morfología y su función, hay una característica que en Uruguay es palpable: la pasíón de sus criadores.

Pero ese sentimiento no sólo se da de parte de cada criador hacia sus caballos, sino que se transmite entre generaciones y además, quizás lo más importante, también hacia cualquiera que sea el Criollo que represente a este país en la parte del mundo que sea. Donde haya un caballo uruguayo siempre competirá con la “música” de la bulliciosa hinchada que, orgullosamente con la bandera patria sobre los hombros, se hará sentir, hecho incluso reconocido por los criadores de otros países.

Y fue lo que pasó en Esteio estos días.

En la casa central de la mayor prueba de la raza: el Freno de Oro, fueron unos irreverentes uruguayos a apoderarse del pastel principal que supondría la Expo Ficcc.

Y lo lograron.

“Colibrí Matrero”, el caballo de cabaña La Pacífica de Paysandú, ganó de punta a punta. Y con el mayor puntaje de todos los Freno de Oro que se han disputado desde el año 1982 para acá: 22,700 puntos.

De principio a fin. Empezó con la mayor nota morfológica (ya algo inédito para un caballo uruguayo en Esteio): 8,317 puntos. Después la planilla fue marcando notas siempre superiores al resto: Andares: 11,533, figura: 13,750, rayada/vsp: 13,125, manguera: 13,083 y cerró la parte inicial con una media de campo de 12,750 puntos.

En la definición del domingo no fue menos, con una manguera final de 16,821 puntos que hizo vibrar a todo el estadio, Bayard de 18,333 emocionantes y completó la coronación con 15,667 puntos que provocaron la algarabía, ya no sólo de los cientos de uruguayos, sino también de los 30 mil criadores que colmaban las instalaciones del Parque Assis Brasil en Esteio.

Entre tantos abrazos, cánticos y euforia, Juan Salustiano Peirano Vejo se acordó de su madre, Letizia Vejo, “ella empezó todo, y fue tanta su pasión y dedicación que nos transmitió a nosotros ese sentimiento que hoy se corona en este gran triunfo”, afirmó. Pero también Peirano mencionó a los demás criadores: “este es un triunfo de todos los uruguayos, así lo tomamos, porque significa mucho para esta magnífica raza Criolla que nos apasiona a todos”.

Y sí, la hinchada celeste se hizo sentir. Y una vez más los uruguayos tuvimos nuestro Maracaná en Brasil… Porque ganar el Freno de Oro en el Mundial de los Criollos y en Brasil, es algo similar a lo del 50…

Vea vídeos y fotos recogidos del excelente trabajo de la Comisión de Comunicación de Criollos Uruguay.

 

Juan Salustiano Peirano Vejo.

La clásica Vuelta Olímpica.

La hinchada celeste.

Galería de fotos.

Rurales EL PAIS