carnes

Cambios en condiciones arancelarias en mercado europeo y asiático afectarán a Uruguay

En 2021 ocurrirán cambios en las condiciones de acceso arancelario en el mercado internacional de carne bovina. Uruguay se verá afectado de forma directa e indirecta por varias modificaciones en el mercado europeo y asiático

El próximo año ocurrirán cambios en las condiciones de acceso arancelario en el mercado internacional de carne bovina. Se identifican varios que tendrán impacto en la cadena cárnica nacional. Algunas innovaciones afectan a Uruguay directamente, mientras que en otros casos el efecto es indirecto, por actuar a través de competidores. Varias de ellas se darán en Europa, mientras que otras ocurrirán en Asia. Algunos de estos hechos responden a resoluciones tomadas años atrás para las cuales se delineó una aplicación gradual (calendarios de desgravación). Otras derivan de cambios con entrada en vigor inmediata como, por ejemplo, el Brexit.

A pesar de sus diferencias, estos hechos cuentan con algunas características en común: los cambios ocurren como resultado de acuerdos y resoluciones entre terceros países en los cuales Uruguay no ocupó un rol protagónico. Otra característica común, parcialmente derivada de la anterior, es que los cambios son negativos para la cadena cárnica nacional.

Las condiciones de acceso arancelario de la carne uruguaya se deteriorarán en 2021.

En Europa se reducirá el volumen del cupo 481 y existirá menos flexibilidad en Hilton y otras cuotas que la carne uruguaya utiliza para acceder a estos mercados.

En Asia habrá un aumento de la brecha arancelaria en comparación con nuestros competidores. En la medida que Uruguay no alcance acuerdos comerciales con estos países, las brechas continuarán aumentando.

Reducción en el volumen de la cuota 481

El acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos a finales de 2019 resultó en que se garantice uso exclusivo a Estados Unidos de una porción del cupo 481. Esta cuotaparte aumenta en escalones anuales.

El cupo 481 tiene un volumen anual de 45.000 toneladas Peso Embarque (PE). En 2020, el subcontingente de uso exclusivo para Estados Unidos equivalía al 41% del volumen total. En 2021, esta cifra ascenderá hasta 51%. Esto implica una reducción de 4.500 toneladas en el subcontingente que pueden utilizar terceros países.

En 2020 Uruguay utilizó el 45% de este subcontingente, por lo que la pérdida de acceso estimada será de 2.000 tons PE aproximadamente. Considerando el precio de exportación de los últimos años, esto equivale a una facturación de aproximadamente US$ 18 millones.

 

Imposibilidad de utilizar la cuota 481 para exportar al Reino Unido

Brexit cambia el escenario de acceso para la carne bovina en Europa. A partir del 1/1/2021 la cuota 481 continuará siendo un mecanismo de acceso válido para la Unión Europea. La novedad es que el Reino Unido no será parte de dicha unidad aduanera. De este modo, el contingente que antes permitía colocar producto en 28 países, a partir del año nuevo será válido en 27 naciones y no podrá utilizarse para exportar al Reino Unido.

La carne a grano que utilizaba este contingente para acceder a las islas británicas ahora deberá pagar aranceles equivalentes al 40% – 50% del valor exportado. En este sentido es relevante considerar que, en el pasado, ha sido infrecuente que empresas uruguayas utilicen cupo 481 para exportar al Reino Unido. Casi la totalidad de las toneladas que se han beneficiado de este mecanismo de acceso han tenido por destino al continente europeo.

Aporcionamiento de cupos entre Unión Europea y Reino Unido 

Uruguay exporta carne bovina y ovina a la UE a través de cuotas. Utilizando estas cuotas, los aranceles a pagar se reducen. Algunas de estas cuotas son de uso exclusivo para nuestro país (Hilton y cuota ovina), mientras que otras son para todos los países habilitados (GATT y Bilan).

Como resultado del Brexit, la Unión Europea y el Reino Unido resolvieron dividirse el volumen de las cuotas existentes y administrarlas separadamente. Por ejemplo, el cupo Hilton de Uruguay es de 6.376 tons PE para UE 28.

Luego del aporcionamiento, se podrá utilizar 5.606 tons PE en UE27 y 770 tons PE en el Reino Unido. Esta división no reduce la cantidad de toneladas disponibles, pero sí afecta la flexibilidad, lo cual genera menos renta que el estatus actual.

Reducción arancelaria para competidores: China 

Australia verá reducirse el arancel que paga para exportar a China desde 4,8% a 3,6%. Esta es una consecuencia del acuerdo comercial firmado entre ambas naciones en 2015.

Uruguay, al igual que los demás países del Mercosur, paga arancel de 12% para exportar a China. Esto hace que la brecha arancelaria aumente. Esta no es la peor desventaja arancelaria que se experimenta en este mercado, dado que Nueva Zelanda no paga aranceles.

Reducción arancelaria para competidores: Japón

Siete exportadores verán que el arancel que pagan para exportar a Japón se reduce desde 25,8% hasta 25%. Los países en cuestión son Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá, México, Unión Europea y Reino Unido. Adicionalmente verán incrementos en el volumen de su salvaguarda y en el arancel aplicable cuando se supera la salvaguarda (cae de 38,5% a 30%). Esta rebaja está incluida en el calendario de desgravación del Acuerdo Transpacífico (CPTPP) y en varios acuerdos comerciales bilaterales (con Estados Unidos, con la Unión Europea y con Reino Unido). Estos acuerdos son posteriores a 2018.

Uruguay paga 38,5%, por lo que la brecha arancelaria será de 13,5% el año entrante. Uruguay es el único exportador a este mercado que no experimenta ventajas arancelarias. Uruguay representa menos de 1% del valor importado por Japón. Argentina y Brasil no tienen acceso sanitario a este mercado. En términos arancelarios, están en la misma situación que Uruguay.

Reducción arancelaria para competidores: Corea del Sur

Las rebajas arancelarias que ocurrirán en Corea del Sur involucran a menos exportadores, pero en una intensidad mayor. Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda experimentarán reducciones de 2,7 puntos porcentuales en los aranceles a pagar. Como resultado, estarán expuestos a alícuotas de 13,3%; 18,6% y 21,3% respectivamente. Además verán incrementos en el volumen de su salvaguarda. Estos tres países representan más de 97% del valor importado. Los acuerdos entre estos países tienen entre 5 y 15 años, dependiendo del caso.

Uruguay paga 40% de arancel para ingresar a este mercado. En Corea del Sur es donde se experimenta la mayor brecha arancelaria: entre 15 y 20 puntos porcentuales aproximadamente dependiendo del competidor. Uruguay representa entre 0,1% y 0,2% de la importación de Corea del Sur. Argentina y Brasil no tienen acceso sanitario a este mercado. En términos arancelarios, están en la misma situación que Uruguay.

 

Como conclusión, se identifica que en Europa se reduce la flexibilidad y el volumen de algunas de las cuotas que la carne uruguaya utiliza para acceder a estos mercados. Por otra parte, en Asia, el menoscabo deriva de una mayor brecha arancelaria que imprime presión bajista a los precios de exportación nacionales. En la medida que Uruguay no alcance acuerdos comerciales con estos tres países, la brecha arancelaria continuará aumentando en los próximos años.