Agricultura

Productores arroceros y molinos se vuelven a reunir

Analizan precio provisorio del cereal producido en 2017/18.

Arroz.

Pablo Antúnez

Mañana, la Comisión Directiva de la Asociación Cultivadores de Arroz (ACA) vuelve a reunirse con los molinos arroceros para seguir trabajando en la fijación del precio provisorio del arroz perteneciente a la zafra pasada.

El primer encuentro fue la semana anterior, con el 28% de la zafra comercializada —un porcentaje bajo para esta altura del año si se compara con igual período de años anteriores— pero no se registraron avances, porque el encuentro se centró en analizar la situación del complejo arrocero.

La ACA confirmó que la producción promedio por hectárea fueron 8.050 kilos, en el marco de una zafra complicada y la cuarta consecutiva con números en rojo para el sector.

El presidente de la ACA, Alfredo Lago, dijo a El País que el hecho de tener el 28% del arroz producido en la zafra ya comercializado, “no deja de ser positivo”, porque teniendo en cuenta que en el segundo semestre el mercado mundial del arroz “se mantenga firme y si la variante cambiaria se mantiene así, cuanto más procesemos de arroz con una tasa de cambio más alta, el costo industrial baja y el precio residual nuestro mejora”.

Por un lado, para el productor, ese bajo porcentaje vendido es malo, porque aporta pocos elementos para fijar precio provisorio con los molinos, pero por otro, le mejora la expectativa por poder beneficiarse de esta mejora en las dos variables citadas: la del mercado más firme y la baja de los costos industriales.

Por otro lado, la Asociación Cultivadores de Arroz está preparando su Asamblea Anual Ordinaria —el jueves 28—, en la sede de INIA Treinta y Tres.

En ese marco, los productores arroceros deberán posicionarse en base a los avances que logre la directiva de ACA en la fijación del precio provisorio de la zafra 2017/18 con los molinos arroceros.

Caída. De cara a la próxima zafra, las cosas están complicadas para los arroceros uruguayos.

El 6% de caída en la productividad que se registró en la zafra 2017/18 respecto a la anterior pesará bastante.

Desde ACA se estima que “seguramente habrá una caída importante del área en la próxima zafra —el arroz se comienza a plantar en octubre— y básicamente, dada porque “financieramente está difícil para los productores conseguir crédito”.

El 30% del cultivo arrocero se financia a través del Banco de la República (BROU). “Hemos insistido mucho con el gobierno para que el BROU tenga más participación y es muy tímida la política en ese sentido”, lamentó Lago.

El otro gran financiador es la industria, que en esta situación también está con ciertas complicaciones. “Seguramente la caída del área se dará, no sólo por una situación económica, porque el negocio no sirve, sino que también estará afectando la falta de crédito que vamos a tener los productores para la próxima zafra”, explicó Lago. Desde la gremial se estima que la baja del área en la nueva zafra puede alcanzar el 20%.

La pérdida del área continúa

Desde las 205.000 hectáreas que Uruguay supo plantar años atrás a la superficie sembrada en la campaña 2017/18, se perdieron más de 50.000 hectáreas y muchos puestos de trabajo, tanto a nivel de chacra, como en los molinos arroceros. Esa caída está vinculada con la situación económica del productor y este año con el clima. El arroz es clave para generar trabajo en la industria molinera, a nivel de camiones y en las chacras.

Rurales EL PAIS