Secretariado Mundial Angus

El mundo Angus aprecia la centenaria genética de Bayucuá

La actividad se desarrolla en La Calandria Polo Club en la ciudad de Salto.

Facundo Guinovart Mattos, de Cabaña Bayucuá; María Mattos, directora de Cabaña Bayucuá; y Álvaro Díaz Nadal, presidente de la Sociedad de Criadores de Angus. Foto: Pablo D. Mestre.

Miércoles. Tercer día de la gira Angus del Secretariado Mundial de la raza. Los criadores del mundo ya han recorrido dos establecimientos: Cabaña y Estancia Las Rosas, en Florida, y Estancia Caraguatá de Frigorífico Modelo, en Tacuarembó.

Hoy es turno para Cabaña Bayucuá. Una empresa que nació en 1906 bajo el mando de Don Antonio Mattos y que once años más tarde hizo su debut en las pistas uruguayas logrando el Gran Campeón con “Kaiser”, que fue presentado por Mattos Hnos. y Otero. En la actualidad, cuando Bayucuá va camino a cumplir 113 años, la actividad es desarrollada por la quinta y sexta generación de la familia Mattos.

La demostración genética es en La Calandria Polo Club en la ciudad de Salto, departamento ubicado al norte del territorio nacional que limita con Artigas, Rivera, Tacuarembó y Paysandú. Además tiene costa al río Uruguay, que lo separa de la República Argentina. Es el segundo más extenso con una superficie de 14.163 km², tiene con 124.878 habitantes, el cuarto más poblado, por detrás de Montevideo.

En 1919 la cabaña realizó la primera importación desde Estados Unidos con “Bar Marshall 3”, principio de una sucesión en forma ininterrumpida de numerosas importaciones de reproductores desde Inglaterra, Argentina y Estados Unidos. Siempre se ha impulsado la última tecnología disponible, en su momento las importaciones desde Inglaterra y Argentina, así como las inseminaciones, el control de desarrollo, las pruebas de comportamiento y desde hace ya más de dos décadas el apoyo incondicional para la implementación del primer servicio de evaluación de reproductores realizado en el país (SER Aberdeen Angus) por la Sociedad de criadores, la Facultad de Agronomía y la ARU.

En esta instancia Cabaña Bayucuá aportó el gran caudal de información que poseía por realizar metódicas pesadas de su producción (incluido peso al nacer desde 1958). Hoy la cabaña lleva evaluados más de 10.000 animales de pedigrí y puro controlado lo que trae aparejado una gran consistencia de la información.
Y en 1992 concretó el primer remate de animales con EPD poblacionales de Sudamérica. Mientras que en el año 1999 fue la primera cabaña en vender el 50% de un reproductor en la Expo Prado, modalidad que hoy es normal en el país.

Bayucuá maneja 5.000 hectáreas y tiene como objetivo en materia de producción generar el mayor valor agregado por kilogramo, cuidando los recursos naturales y para eso se valoriza la genética Angus. Además, semillero de Trébol Blanco de origen y la lana Merino fina.

El rodeo está compuesto por 250 vacas Pi y PC de plantel y 1.250 vacas comerciales, todas en condiciones pastoriles compartiendo pastoreo con ovejas. Los animales se destacan por ser rústicos, pesados, de tamaño moderado y con EPD balanceados, en el entendido que son los que mejor se adaptan a las zonas de cría de la región.

Rurales EL PAIS