Rurales El Suplemento

Fuerte combate al abigeato, inserción internacional y Un Solo Uruguay

El presidente Lacalle Pou dijo que su posición es tratar de venderle todo a todos los mercados. Su idea es conquistar más destinos para los productos agropecuarios, tratando de bajar aranceles. Además, aseguró que su gobierno hará un fuerte trabajo en la lucha contra el abigeato, brindando más apoyo a la policía. También destacó la irrupción del Movimiento Un Solo Uruguay, considerándolo como “una bendición para el país”.

Luis Lacalle Pou, presidente electo, en entrevista con Rurales El País. Foto: Leonardo Mainé

Pablo D. Mestre, Martín Olaverry.

– ¿Cuál será la línea de inserción internacional?

– Venderle todo a todo el mundo. Un Lord inglés decía hace muchos años que los países no tienen amigos permanentes ni enemigos permanentes, tienen intereses permanentes. Comerciar con todo el mundo. La defensa a ultranza del que labura, que produce, manufactura e industrializa en el país, ese es el concepto. ¿Con quién? Con todos; ¿Cómo? Con equilibrios. La geopolítica determina el mundo del comercio exterior, y hoy vemos la tirantez entre Estados Unidos y China. Uruguay tiene que pararse como bisagra en el Mercosur entre Brasil y Argentina. Y este espectro internacional hace que mucha gente concentre su mirada en nuestro país, su mirada para venir a vivir e invertir; unas señales que ha dado Uruguay en la propia transición aún con las diferencias con el Frente Amplio, algunas señales de largo plazo que no son nuevas, la institucionalidad, todo eso hace que el país sea un lugar para llegar.

Después, salir al mundo. Con Ernesto Talvi, que tiene una vocación de comercio exterior; va a haber una profundización de muchos instrumentos que están en distintas reparticiones del Estado que queremos concentrar para hacerlas más fuertes. A veces cuando se dispersan los esfuerzos, se pierde eficiencia. Tenemos algunas divisiones de comercio exterior que debemos coordinar para concentrar en algún sentido, hay que seguir lo que está empezado.

– ¿Buscar TLC?

– Tenemos que trabajar en todos los ámbitos, en las cuotas al sector agropecuario que lo han beneficiado, tenemos que trabajar en profundizar acuerdos de complementación económica. Se me viene a la cabeza Perú, el arroz, estamos pagando aranceles para entrar a Perú y tenemos ese acuerdo, hay que pegar saltos. No enamorarnos de los TLC, que es una herramienta, pero arriba de la mesa deben estar todos los instrumentos para vender al mundo lo que tiene el país. Con embajadores de carrera, con un mensaje claro de comercio exterior, con un mensaje claro de monitoreo.

En la conversación telefónica con el Secretario de Estado de EEUU (Michael Pompeo), mi planteo fue saber si ponemos sobre la mesa el TLC o no, para no generar falsas expectativas. Mi pregunta fue, ¿si ponemos sobre la mesa lo del 2007, avanzamos o lo descartamos? y se me quedó en contestar.

– ¿Qué posición tendrá el país dentro del Mercosur para concretar negocios?

– Se centra en la decisión del año 2000 que tanto hemos hablado, que inhibe a los Estados socios del Mercosur de hacer acuerdos bilaterales con Estados ajenos al bloque. De esto habló Macri con Bolsonaro hace un año y medio, quedó en la foto y no avanzaron. Intuyo que Brasil está en ese camino, que Paraguay también, y Uruguay tiene una vocación en ese sentido, que no es solo de la coalición de gobierno, lo han hablado miembros del gobierno actual. Allí me parece que tenemos una linda posibilidad de romper el corsé y aproximarnos a otros mercados. Eso se abre, no sólo en la firma de acuerdos, es una señal al mundo de apertura nacional. Así como fue una muy mala no sentarse a discutir el TISA, sin perjuicios de lo bueno o lo malo del acuerdo final, fue una señal al mundo de cerrarse, y creo que la visión aperturista es la visión de nuestro gobierno.

“Venderles todo. ¿A quién? A todos, ¿Cómo? Con equilibrios”

Luis Lacalle Pou, presidente electo, en entrevista con Rurales El País. Foto: Leonardo Mainé

– Ante el cambio de gobierno en Argentina, ¿Uruguay va a liderar para seguir el acuerdo UE Mercosur?

– Lo de liderar no es un tema de voluntad, es un tema de merecimientos o de acción. No me gusta auto adjudicarnos como país la posibilidad de liderar. Uruguay básicamente ha tenido sensatez en las relaciones exteriores por aquello de la neutralidad de muchos procesos, de defender el interés nacional, entonces entre una tensión entre Brasil y Argentina. Uruguay, quizás por su posición de voz baja, su tamaño, creo que siempre ha tenido la capacidad de alumbrar un camino. No tenemos complejo de salir en la foto, sino que las cosas pasen. Y cuando uno empieza un camino hay que terminarlo, porque el comienzo de acuerdos frustrados, no sólo perjudica el acuerdo, sino la visión de un país o región que no termina de abrirse al mundo.

– ¿Un objetivo es lograr mejor acceso a los mercados con baja de aranceles?

– Más mercados o los mismos, con menos aranceles. Son US$ 280 millones y de esos cuántos son del agro, sólo en la carne son US$ 200 millones…

– ¿Qué posición tiene sobre la exportación de ganado en pie?

– Funciona como una solución para los productores, como un regulador, un equilibrio para tener otras opciones. Obviamente lo mejor para el país es que pase por la industria, que tenga valor agregado, pero parece un buen mecanismo que exista la exportación de ganado en pie para determinados momentos, para proteger a quien produce.

– ¿Siguen estando citados los 19 jefes de policía para el 2 de marzo?, ¿Qué acciones piensa tomar sobre abigeato?

– El 2 de marzo a las 9 de la mañana me reuniré con ellos. Hay acciones generales que van a impactar sobre este tema y hay acciones puntuales. Van a interactuar el Ministerio del Interior con el MGAP. Hoy en este país hay zonas liberadas de la Ley, no entra la policía, la ambulancia, sabemos el problema que estamos. Primero, el imperio de la ley. Segundo, un fuerte respaldo a la policía. Vamos a establecer la legítima defensa policial, que es relativa y no absoluta. Vamos a impulsar lo que en 2004 plantearon las gremiales rurales sobre la legítima defensa rural, extender el concepto de hogar a las casas, a los galpones. Tenemos que tener comisarías y piquetes policiales con personal. Es ahí donde tenemos que trabajar fuertemente en la nueva distribución de la policía. Y que trabaje en conjunto el INAC, el MGAP, y el MI, porque estamos hablando que se necesita información porque hay organizaciones delictivas. Y después, la requisa aleatoria en toda la caminería rural del país. Y les puedo asegurar que eso va a ayudar y mucho.

– ¿Se plantea la posibilidad de algunos cambios en el Código de Proceso Penal? Porque la sensación es que se entra por una puerta y se sale por la otra.

– Estoy de acuerdo que es esa la sensación. Pero te agrando un poco más y fíjate la gravedad del hecho. Se comete un delito, desde los delitos cometidos a los denunciados hay un trecho que lo perdemos, porque muchos no se denuncian. De los denunciados a los resueltos, perdemos otro porcentaje importante. De los resueltos a los delitos con penas, real y efectiva, otro trecho más. Vuelvo para atrás: desde el delito cometido a la sanción contundente cuánto se perdió en el camino. Y eso hace dos cosas: genera un estímulo para la delincuencia y genera un desestimulo para el ciudadano que cada vez denuncia menos. Y en la minoría de las veces, pero también importante, dice: “Bueno, me defiendo yo”. La ausencia del Estado genera este tipo de cosas. Los códigos son cambiables y revisables.

“Un Solo Uruguay fue una bendición para el país, ahora se enfrentan a un desafío”

Luis Lacalle Pou, presidente electo de Uruguay, en entrevista con Rurales El País.

– Analizando un poco la composición electoral de octubre y noviembre, el interior del país le dio un respaldo muy grande y los sectores productivos también. Hace dos años comenzó una movida en Durazno que aglutinó inquietudes de muchos sectores, básicamente del interior y del sector productivo agropecuario como Un Solo Uruguay. Hoy jueves se reúnen por tercera vez en Santa Bernardina, usted los recibió y estuvo con ellos, ¿cómo ve la movilización?

– En la primera los llamé, no los conocía y se me sugirió que no fuera. No se me dijo que no, pero entendí eso y no fui. Ahí lo definí como una bendición para el país, porque había un malestar que no tenía una organización, una voz y estaba generando presión en muchos ámbitos, básicamente rurales, pero también urbanos, y no tenía manifestación. Fue una canalización de toda esa energía muy positiva, típica manifestación de determinada gente con determinadas costumbres. Que naturalmente iba a ir trasladándose esa energía al componente electoral y político. Obviamente, cuando empezaron las plataformas de política, la campaña electoral propia iba a perder peso, porque íbamos a elegir un gobierno nuevo. Entonces, creo que tuvo un momento muy importante en la vida nacional. En la segunda vez fui, me pidieron que vaya. Escuché los discursos y las plataformas que, salvo algunas cosas que se dijeron, la compartimos. Y ahora, no me corresponde ser analista, es un desafío. Que es ¿cuál la plataforma ante un cambio de gobierno?, porque muchos de los reclamos de USU fue la plataforma que nosotros compartíamos y sosteníamos. Me acuerdo que me fui a reunir a Paysandú con ellos, con mi equipo después del 23 de enero, cuando veíamos los puntos de trabajo había una sintonía, porque era sentido común lo que se estaba pidiendo. Ahora tiene un desafío.

– Previo a la reunión de la semana pasada hubo alguna crítica por una intencionalidad del futuro gobierno. ¿Eso se aclaró en la reunión de USU con Ud?

– Fue medio raro. Saco amarilla por si acaso. Después tuvimos una buena reunión. Sería medio ilógico que haya críticas a lo que todavía no pasó. Ahora, creo que la sociedad tiene como un derecho importante de la crítica al gobierno, te diría que tiene una obligación de criticar a su gobierno y tiene que seguir. Yo quiero un gobierno que esté controlado constantemente por la ciudadanía. Que sea justa la crítica, pero tiene que haber una concepción real de que somos mandatarios y empleados de la gente. Y a veces hay una expresión electoral y no hay un control firme. Por eso la relación, cuando hablamos fuera de micrófonos, de un gobierno que explique, cuenta y diga, no haciendo propaganda y cadenas interminables para decir que todo está bien cuando no está. Que explique, cuente hasta lo que no está bien, porque va a ayudar a dar elementos para la crítica y el aporte.

– ¿Piensa ir hoy a Durazno?

-No, pero el equipo del MGAP va a ir todo y muchos dirigentes políticos y algunos que están de los dos lados del mostrador. Así que si van a estar varios de nuestro equipo. Pero les doy una primicia. Voy a ser el primer presidente de la República en desfilar a caballo en la Patria Gaucha. Como desde hace varios años, lo haré acompañado por mi familia.