Rurales El Suplemento

Miguel Sanguinetti: “Si al campo le dan vida es parte de la solución del país”

El presidente del Secretariado Uruguayo de la Lana manifestó su confianza en que las autoridades de Ganadería “puedan trabajar en los grandes problemas del sector, como el abigeato y predadores, para recuperar el stock ovino” .

Guillermo Crampet
[email protected]

– ¿Qué marcó el 2019 para la ovinocultura en el país?
– La ovinocultura experimentó dos etapas en 2019, y estuvieron marcadas por el comportamiento de los precios de las lanas. En la primera mitad del año se arrastraron del 2018 excelentes valores, pero en los últimos seis meses la situación cambió, las cotizaciones bajaron un 35% en general y los negocios de los productores fueron mínimos. Fue un año que se pudo defender porque los productores ovinos también producen vacunos y eso permitió aguantar el resultado. Sin embargo, en los últimos días la situación parece mejorar y genera expectativas para la segunda etapa de la zafra lanera. Por otro lado, la producción de carne ovina experimentó un año inmejorable. Es un cierre esperanzador para revertir la situación del stock ovino nacional, porque un aumento de 85.000 lanares en Uruguay no es significativo, pero sí importante porque permitió frenar el ajuste bajista.

– ¿Cuáles son los principales temas que se deben enfrentar?
– Es necesario mirar para atrás y tomar impulso para salir adelante. El abigeato es más viejo que la ganadería en Uruguay, pero en los últimos años se recrudeció infernalmente y al rubro ovino le está pegando muy duro. De apoco se está empezando a avanzar, y queda claro que la policía está actuando ante el abigeato, aunque la gran falla la vemos en la justicia con fiscales que no entienden demasiado del abigeato de ovinos y de vacunos. Continuamente se ve a la policía apresando a los ladrones y a los fiscales y jueces que los largan al otro día. Los problemas de abigeato siguen, pero nos da tranquilidad que el gobierno electo anunció que tomará medidas. Es fundamental dimensionar lo que significa para el rubro, cuánto daño le hace y lo importante que es solucionar el tema para aumentar el stock. Se deben encontrar las soluciones a los problemas. También están los perros, zorros, caranchos y jabalíes, todos provocan muchas dificultades al rubro porque se están comiendo los corderos y no nos damos cuenta. Y desde lo sanitario hay asuntos de relevancia como es la mosca de la bichera.

– ¿Qué expectativas genera la designación del nuevo equipo del Ministerio de Ganadería?
– Como gremialista agropecuario tuve la posibilidad de trabajar con Carlos María Uriarte durante 10 o 12 años. Tengo mucha confianza en él. Además las expectativas son altísimas, lo que resulta complicado porque tendrá que cumplir con los planteos. Es un rol difícil que tendrá que asumir de aquí en adelante. Y al mismo tiempo, tengo esperanzas en que la Ministra de Economía entienda los planteos de la agropecuaria, considero que será así por su tradición de campo, aunque no hay que olvidar que hay limitantes y muchos asuntos más por atender. Pero quiero que sepan, y Uriarte lo sabe, que si al campo le dan vida, el campo podrá ser parte de la solución, aportando a la economía del país y generando más empleo, como ya sucedió en otros años.