Rurales El Suplemento

Anuga: poco y caro

Uruguay vende el rump & loin Hilton hasta en US$ 1. 000 más caro que Argentina.

Tardáguila Agromercados.

Rafael Tardáguila | [email protected]

El complejo cárnico uruguayo volvió a tener una destacada participación en la feria de la alimentación Anuga, en la ciudad alemana de Colonia, a principios del corriente mes de octubre. El stand del Instituto Nacional de Carnes lució reluciente, con boxes en los que cada industria recibía a sus clientes, los espacios comunes donde trabajaban brokers y traders, y el segundo piso con la degustación de carnes y vinos del país.

Pero las visitas no fueron en el número que los uruguayos están acostumbrados. Los boxes de los exportadores durante varios períodos de los cinco días de la actividad estuvieron sin clientes, algo muy poco usual en ferias anteriores. Es que Uruguay tiene poca oferta y la que tiene es cara, dados los altos precios de la materia prima, en especial en la comparación con los competidores de la región, ya sea Brasil, Paraguay y como, fundamentalmente, Argentina.

Fue notoria la diferencia de interesados en los stands de los vecinos del Mercosur. Argentina fue, de alguna manera, la estrella del hall donde se encontraban los productores de carne del Mercosur. Los exportadores del vecino país cuentan con un saldo exportable muy abultado, derivado de una producción estable, una demanda interna muy deprimida -fruto de la severa crisis económica- y un tipo de cambio muy competitivo. El novillo de exportación en Argentina oscila en el eje de US$ 2,20 el kilo en pie, incluso agregándole los Ar$ 3 por dólar que la carne paga de impuesto a la exportación. La oferta para el mercado externo es muy importante, lo que se refleja en una fuerte presión a la baja en los precios del enfriado que coloca en el mercado europeo.

En una situación sin antecedentes, el rump & loin (lomo, cuadril y bife) Hilton que exporta Argentina al viejo continente pasó a cotizar por debajo del precio al que vende Uruguay. Es que la oferta argentina es tan importante que los importadores bajaron fuerte los precios de compra y los exportadores siguieron vendiendo. Uruguay no puede hacer eso: los márgenes de la industria son muy reducidos, si es que existen, aferrándose a referencias que llegan a ser hasta US$ 1.000 por tonelada superiores a las que vende Argentina.

Las dificultades para conseguir oferta de novillos terminados a pasto en Uruguay han hecho que las exportaciones dentro de la cuota Hilton en lo que va del ejercicio 2019/20 sean significativamente inferiores a las de años anteriores, con algunos industriales que desde la propia feria de Anuga manifestaron la casi certeza de que Uruguay no completará este cupo. Al 18 de octubre se llevaban exportadas 2.117 toneladas, 20,5% menos que en el mismo lapso del año pasado y 26,4% de la cuota restando poco más de una semana para llegar al primer tercio del período.

Más allá del mercado europeo, la presencia de importadores chinos volvió a ser notoria en la feria de Anuga, con una activa participación y con un mercado muy firme. Esto se debe a la severa escasez de proteína animal en ese mercado, derivada de la epidemia de fiebre porcina africana que diezmó la cantidad de cerdos y la producción de carne porcina no solo en China sino en varios países del continente asiático. Pero al igual que en el caso de los europeos, la participación de importadores chinos era más números en los stands de Argentina y Brasil que en el de Uruguay.

También se advirtió la participación de importadores de Israel. En este caso donde realizaron más contactos fue en Paraguay, que está vendiendo el delantero kosher a precios inferiores a los demás países de la región.

Hamburguesas vegetales.

Uno de los destaques dentro del hall de las carnes era la presencia de las hamburguesas vegetales. Dos de los principales importadores europeos están trabajando con marcas que producen este tipo de hamburguesas y las promocionaban -incluso con degustación de por medio- en el hall cárnico. Además, Marfrig también ofrecía la hamburguesa vegetal que, en convenio con ADM, comenzó a elaborar en su planta brasileña en la localidad de Várzea Grande, estado de Mato Grosso. Pero en este caso no se encontraba en el stand de las carnes de Marfrig, sino en un hall contiguo.