Remates

Gran venta de su Holando, por pantalla, realizó “San Alberto”

Se dispersaron los 40 toros ofertados a 2100 dólares de promedio, en transmisión por Rural Uy con negocios a cargo de Urchitano.

Pablo D. Mestre

Adaptándose a la Nueva Normalidad, el remate 34º de San Alberto fue diferente. “Lo hicimos 100% virtual, a través de Rural y realmente quedé muy conforme”, dijo el Dr. Alberto González Buceta.

El principal de la cabaña destacó la dispersión de los 40 toros Holando a US$ 2.100 de promedio, “así como la distribución en varias cuencas lecheras del país: Rivera, Salto, Colonia, San José, Florida, Treinta y Tres, Lavalleja”.

Como cosa buena, el Dr. González destacó que “por primera vez en Holando se realizó una venta por pantalla no presencial y fue buena a experiencia, si bien es mejorable para el futuro”.

Comentó que ya en la semana se entregarán todos los toros “y ya pensamos en el 35º remate para el 2021, ya están los animales “para entrar en las gateras” para la preparación que lleva un año”.

Agradeció “a los clientes, a los amigos que compraron y los que no pudieron”, en un año más de remate, “una situación inédita, pero interesante”.

Exitoso. Por su parte Ruben Urchitano, cuyo escritorio condujo los negocios dijo que lo vio “espectacular desde todo punto de vista”. Para el director de la firma rematadora “este sistema nos llevó a identificar mejor qué toro le sirve a qué comprador, y además con la Pre Oferta le da más agilidad”. Dijo que con este sistema, “hubo 26 toros que entraron con Preofertas y es muy bueno”.

Urchitano analizó que la venta tuvo 3 etapas: “los 10 primeros toros bien, los 20 siguientes que fue notable por precios en US$ 2.300 y 2.400. y los últimos 10 más tranquilo”.

Consideró que eso le dio agilidad y en 2 horas, 45 se vendieron los 40 toros, y ayer se colocó (al valor promedio del remate), uno que había quedado sin vender”.

A propósito para Urchitano fue bueno el promedio de US$ 2.100, se dio un mínimo de 1.750 y el máximo de US$ 3.500 “que compró Romildo Pereyra de San Ramón, tambo cerca de San Alberto, sobre ruta 6, que son compradores consecuentes”. El segundo valor, lo pagó Cesar González, productor de estación Tapia de Canelones, “muy consecuente de San Alberto y compró 2 toros”.

Y destacó “que fueron 7 toros para Salto, algo muy importante, y donde se notó la importancia de la pantalla”.

Urchitano dijo que fue el año que se vendieron más toros comparados con los últimos 4 remates y además fue el segundo mejor promedio.
“Pienso que este sistema llegó para quedarse, la gente sin moverse de su casa puede comprar esta genética Holando destacada de San Alberto.

Por ello dijo de su plena conformidad, “tanto Pocho, como Alberto y nosotros quedamos muy conformes y agradecidos”, expresó Urchitano.