Región

Cepo a la carne argentina: advierten demoras en los permisos para exportar

En la Asociación de Productores Exportadores Argentinos (APEA) sostienen que, pese a tener todo en orden, a los usuarios sin planta no les están liberando las autorizaciones

LA NACIÓN (GDA) | Tras la distribución del cupo del 50% fijado por parte del gobierno para las ventas de carne vacuna al exterior, los usuarios sin plantas que exportan no lograron que el gobierno les otorgue un cupo. Y ahora alertan que las autoridades nacionales no están otorgando permisos de embarque con cupos ya cedidos.

La resolución conjunta 5 del Ministerio de Desarrollo Productivo y el Ministerio de Agricultura, en su articulo 6, señaló que las fábricas o establecimientos habilitados para exportar podrán transferir el cupo mensual a otro exportador. En la normativa se publicaron los 63 establecimientos en los que se repartieron las 29.773 toneladas peso producto para vender de manera mensual hasta el 31 de agosto próximo.

Después del fracaso en su pedido al Gobierno, esta semana cada empresa comenzó a negociar de manera particular con las plantas exportadoras para encontrar un punto en común en el trato comercial.

“Ninguna planta se ha plantado con una posición ridícula y entienden que parte de esos cupos que recibieron son gracias a las exportaciones que el año pasado hicieron los usuarios sin plantas. Pero existe una realidad que a ellos también les falta el 50% de su cupo”, señaló a LA NACION Fernando Herrera, director de la Asociación de Productores Exportadores Argentinos (APEA).

“Esto genera hacia adelante una incertidumbre preocupante y desventajosa para los socios y nos encontramos a ciegas sobre qué puede pasar”, añadió el dirigente de la entidad.

Días atrás, el directivo había manifestado “que los cupos se habían distribuido arbitrariamente porque los verdaderos dueños son los que exportaron el año pasado”.

Lo más complicado que se les presenta ahora es que el Estado, a pesar de que la planta cede el cupo, no está otorgando los permisos de embarque, según precisó. La Dirección Nacional de Control Comercial Agropecuario, dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación, es la encargada de liberar los cupos para la exportación de carne.

“Uno envía la declaración jurada con todos los requerimientos. Allí se chequea que la planta posea el cupo que está otorgando, que no se envían los cortes prohibidos, el CUIT del exportador. Pero nos encontramos en la situación de que no liberan los permisos y no te los autorizan. Están demorando la aprobación y no te informan el motivo de la demora para que uno pueda subsanarlo”, remarcó el dirigente.

Trabas. El fin de semana pasado, el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, había denunciado que 5000 toneladas de carne vacuna estaban en los puertos sin poder colocarse en el exterior. Se trata de mercadería que tenía permisos y llegó antes de la entrada en vigor del nuevo cupo del 50%. Sin embargo, como en parte había cortes incluidos entre los que no se pueden exportar hasta fin de año, la operación se frenó.

Ante una consulta de LA NACION, desde Aduana habían señalado: “La Aduana aplica la normativa vigente. Las exportaciones con cupo están vigentes desde el momento que se publicó el decreto y la resolución. El Código Aduanero establece que las prohibiciones no económicas se aplican a todo lo no embarcado”. Una fuente agregó que “a lo que no se embarcó se aplica la resolución”.

En los últimos días hubo empresas que comenzaron a retirar la mercadería para volver a poner la que se pueda vender. Se trata de un costo que tienen que absorber las mismas compañías.