Números con letras

Fuerte ajuste en el ganado

El novillo está en los mínimos de este año y ya claramente abajo (unos 25 centavos, casi 10%) de los valores medios en dólares que tuvo en el otoño.

El mercado ganadero está transcurriendo un proceso de ajuste fuerte en los valores, tanto en el ganado gordo como en la reposición, principalmente por la falta de lluvias y la cautela en los frigoríficos compradores. En el mercado de hacienda gorda para faena, los mejores novillos ya no llegan a 3,00 US$/kg, con los valores más frecuentes entre 2,90 y 2,95 US$/kg.

A esta altura la comparación con el año pasado es engañosa, pues en 2019 se estaban dando precios excepcionales por el impacto de la gripe porcina en China, que subió drásticamente los precios. Sí es válido decir que el novillo está en los mínimos de este año y ya claramente abajo (unos 25 centavos, casi 10%) de los valores medios en dólares que tuvo en el otoño.

En el caso de las vacas, el ajuste también es fuerte: se mueven en torno a 2,80 US$/kg, aunque este mercado hasta aparece ciertos días más fluido que el novillo. Algunas plantas no están pasando precio, lo que genera incertidumbre en los productores y puede ser una de las causas de la menor faena y de los mayores plazos de entrada. También hay que mencionar que se comenzará ya a faenar para la ventana de la cuota 481, de manera que los ganados para el campo quedarán con un espacio de comercialización más acotado. Los frigoríficos tienen sus propias incertidumbres y en algún caso ciertos negocios de 481 que estaban pautados para esta ventana de noviembre, quedaron para febrero, a pedido de los compradores. El panorama en Europa es muy difícil por el Coronavirus, EEUU tiene una cuota y está acotado en su demanda y China, por tanto, manda.

En la reposición la caída también es fuerte, con los terneros pesados ya debajo de los 1,90 US$/kg, incluso los de mayor calidad, con colocaciones incompletas (60 a 80% según la categoría y el remate).

Granos. En el mercado agrícola global el USDA (sigla en inglés del Departamento de Agricultura de EEUU) divulgó sus nuevas estimaciones de Oferta-Demanda mundial de granos, con recortes en la producción en EE.UU para maíz y soja, y también para la soja en la región, lo que impulsó la oleaginosa a nuevos máximos de los últimos años. Los stocks de soja a nivel global están en un mínimo de más de 5 años.

El escenario alcista se trasladó a otros granos, incluyendo el trigo, y al mercado local, con los compradores ofreciendo más de 410 US$/tonelada en Nueva Palmira, por la producción de la próxima cosecha. Producción que -en Uruguay y la región- tiene el manto de incertidumbre que impone La Niña con un posible déficit hídrico en el verano. El trigo también se afirma y llega a más de 230 U$S/ton puesto, un valor que hace muchos años no se registraba. Para cebada los precios están asociados al trigo, por lo que esta cosecha de invierno tendrá buenos rindes y precios, feliz coincidencia para la mayoría de las chacras, salvo las del litoral centro y norte que tuvieron muy poca suerte con la lluvia.