Ganadería

Cerrar potreros permite tener un seguro productivo

Mayor volumen de forraje es en primavera.

Ganado gordo en el campo. Foto: El País.

Pablo Antúnez

La primavera es la estación del año donde más materia seca por hectárea se produce en el campo natural y la  etapa del año en la que el productor puede “construir su propio seguro de producción”, afirmó el ingeniero agrónomo Marcelo Pereira, experto en pasturas del Instituto Plan Agropecuario.

En el marco de una tertulia junto con el ingeniero agrónomo Martín Jaurena (INIA) y moderada por el ingeniero agrónomo Esteban Carriquiry, Pereira recordó que los campos todavía tienen muy baja disponibilidad de forraje, porque están saliendo de los 90 días de invierno, donde “el pasto crece poco, aún con cargas ajustadas”.

Desde el IPA se recuerda a los productores que la primavera es la estación más segura para la generación de pasto, tanto en cantidad como en calidad.  “El verano es una incógnita por las lluvias y la producción está condicionada en función de eso”, afirmó.

Pereira recordó que en la primavera, “la tasa de crecimiento de la pastura llega a ser superior a los 20 kilos de materia seca por día y por hectárea” , donde las especies y especialmente “las de invierno, empiezan a semillar y las otras comienzan a crecer. Es una estación que repercute en el resto del año. Por eso es importante que tengamos una buena primavera”.

En los departamentos del norte del país los campos aún se ven verdes, mientras que en el sur, están amarillando.

Seguro. Para Pereira “es importante que los productores puedan construir su propio seguro de producción”. Recordó que con el diferimiento de pasto en primavera se logra eso.

“Es importante que en la primavera sobre pasto, pero no puede sobrar en cualquier lugar. En suelos superficiales es complicado acumular pasto. Hay que reservar en potreros buenos con suelos profundos”, advirtió el técnico del IPA.

El cierre de los potreros y la reserva de pasto, también posibilita que las especies de invierno puedan semillar y reproducirse.

Ahora, cuidado, porque ese seguro de producción que marca Pereira no se puede hacer si el productor no tiene cargas ajustadas de ganado.

“Es una condición estricta ajustar la carga para que el pasto sobre donde queremos que sobre”, afirmó Pereira.

Ajuste. Por otro lado, Jaurena le recordó a los productores que en la primavera “tenemos más opciones para sincronizar calidad y cantidad de forraje, según la estrategia de los animales”.

Consideró que ajustar la carga animal “permite mantener calidad del forraje y en el resto de los potreros, mantener una reserva de pasto. Un seguro para pasar al verano. Menos área de pastoreo es más calidad y más respuesta de los animales”. También es importante separar del rodeo de cría aquellos vientres que están con menor estado corporal y darles mayor calidad de comida para que puedan recuperarse, para que vuelvan a presentar celo y lo que es más importante, para que puedan volver a preñarse.

Separarlos permite darles la oportunidad de una recuperación más rápida a partir de “un mayor plato de comida” y de mejor calidad. Con los actuales precios que hoy está mostrando el subsector de la cría, hay que apostar a preñar más vacas y así mejorar los números del establecimiento.