Expo Prado

La Lucha expuso el Gran Campeón Corriedale PO

La Gran Campeona fue de cabaña “Don Alfredo” de Tedesco.

 

Ejemplares pesados, con mucha lana y carne, se vieron ayer en la pista de Corriedale Puro de Origen, calificada por los criadores Santiago Sáenz Claudio y el brasileño Claudio L. Pereira.

Cabaña “La lucha” SG de la familia Echeverría, se adjudicó el Gran Campeón Puro de Origen, con un carnero que es hijo del legendario “La Lucha 6721” que obtuvo el mismo premio en el año 2011.

“Somos una empresa familiar y los cuatro hermanos trabajamos juntos. Este es un premio para todo el grupo de la estancia”, afirmó Ruben Echeverría Núñez, uno de los titulares de la cabaña al recibir el premio, entre abrazos de amigos y acompañado de su nieto. “La sangre de nuestra cabaña vino respondiendo muy bien”, afirmó con orgullo, al tiempo que hacía un reconocimiento a su padre, el recordado Ruben.

El Reservado Gran Campeón fue expuesto por cabaña “La Magdalena” de Los Tordos S en C y el Tercer Mejor Macho fue para “La Estela” de Jorge Rodríguez Britos.

La Gran Campeona fue expuesta por Cabaña “Don Alfredo” de María Soledad y Alejandro Tedesco, es una borrega parida de mellizos, de mecha larga y excelente lana. Es hija del Gran Campeón que la misma cabaña expuso en 2016. “Es una nueva línea que estamos siguiendo, donde esa herramienta que es la evaluación genética, nos impulsó a mejorar algunos índices como diámetro y peso corporal”, dijo Alejandro Tedesco. “Reconoció y agradeció al personal de la estancia por el esfuerzo de todo el año y dijo que el premio era también para ellos.

La Reservada Gran Campeona fue de “La Magdalena” de Suc. Federico Stirling. “Es hija de un Gran Campeón Puro de Origen de Granja Roland que la cabaña compró en conjunto con otros criadores hace tres años”, explicó Alejandro Stirling. Pesa 108 kilos, tiene muy buenos datos de EPD y mucha lana.

La Tercera Mejor Hembra fue también para “La Milagrosa” de Alejandro Stirling Arocena. Tiene muy buena finura y mucha lana. Al igual que “La Magdalena”, la cabaña apunta a un Corriedale fino que está por debajo de 30 micras, sin perder cantidad de lana.

El jurado brasileño Claudio L. Pereira dijo al término de su trabajo que compartió con el criador Santiago Sáenz que calificar la raza en la Expo Prado es jurar “en la pista más importante del mundo” y dijo que en todo momento “se buscó equilibrio”. Y por eso destacó al Gran Campeón: “pesa 155 kilos, tiene mucha y muy buena lana, pero a su vez está acompañado por una buena cantidad de carne. Es muy productivo”, afirmó.

Rurales EL PAIS