Expo Prado

Asesores agrícolas resaltaron potencial del sector en el desarrollo nacional

Mejores condiciones tendrá un impacto fuerte en economía.

Los referentes de agro de los partidos en Expo Prado. Foto: Colmegna.

En un año donde se define el futuro del país en los próximos cinco años y los sectores del agro necesitan medidas adecuadas y políticas estables, debido a que los márgenes económicos son cada vez más justos, por los altos costos de producción y los precios de los commodities que se estabilizaron lejos de los años de boom, y la incertidumbre es mayor; la agricultura se sumó ayer a la Expo Prado 2019 y cuatro asesores de los candidatos a la presidencia respondieron a la Asociación Rural del Uruguay.

El evento se realizó en el salón Multiespacio, que estaba colmado para escuchar al Ing. Agr. Ignacio Buffa (Partido Nacional), Ing. Agr. Eduardo Blasina (Partido Colorado), Ing. Agr. Inocencio Bertoni (Frente Amplio), e Ing. Agr. Rodolfo Irigoyen (Partido Independiente).

Buffa aseguró que “el sector agropecuario, liberando algunas de la trabas que tiene, está llamado a dar muy buenas noticias” y la propia dinámica del agro “nos va llevar a ser un país desarrollado que revierta todos los indicadores negativos que tenemos”.

Subrayó que la agropecuaria “es responsable de más de 1/3 de la economía del país, de más del 80% de las exportaciones y la pista de aterrizaje para toda la innovación e investigación que se desarrolla en el territorio nacional”.

En ese sentido, Buffa agregó: “Integro un Partido que nunca ha tenido una crisis de confianza con respecto al rol que tiene el sector agropecuario en el país y que confía plenamente en que significa una palanca de desarrollo no excluyente. El agro, si se rasca un poquito, enseguida choca con cualquier actividad económica del país”.

Por su parte, Eduardo Blasina reiteró que “el agro es el petróleo del Uruguay”, una simple metáfora para que el uruguayo urbano entienda que “si damos la chance que el sector exprese todo su potencial, el impacto en la economía será realmente fuerte, no hay que olvidar que es el gran sector competitivo desde el origen del país y hay un mandato histórico de seguir para adelante una y otra vez”.

De todos modos, Blasina dijo que, al mismo tiempo, se debe explicar que el Uruguay es todo lo contrario al petróleo, dado que “se debe mirar desde la perspectiva del cambio climático, un asunto que para las nuevas generaciones es de alta preocupación, donde el agro es un gran protagonista y el país tiene que buscar los caminos para que lo nuestro se potencie”.

Y destacó: “Queremos trabajar con quienes quieren trabajar para que el agro exprese todo su potencial y que el conjunto de la ciudadanía lo vea con genuino orgullo”.

Siguiendo la línea, Inocencio Bertoni confirmó que “el sector agropecuario y la agricultura están llamados a tener un papel fundamental, como lo han tenido hasta ahora, en todo el proceso de crecimiento y desarrollo del país”.

Consideró que “las capacidades del sector agropecuario para dinamizar la economía son absolutamente claras, como también es claro que requiere de las condiciones necesarias para poder llevar adelante eso”, siempre “en un marco de crecimiento y desarrollo equitativo”.

Por último, Rodolfo Irigoyen demostró su “conformidad” por el nivel de acuerdo entre los candidatos en las políticas agrícolas, dado que “fortalece la visión que si se cambian ciertas mentalidades, el futuro del sector es más fácil de solucionar”.

En ese sentido, expresó un mensaje de “optimismo”, remarcando que en el país “hay un potencial enorme en la gente, los recursos, en las instituciones y en algunas políticas de estado, que han sido pocas, que se deben fortalecer y desarrollar”.

Insistió en que “Uruguay puede ser desarrollado si cambiamos la mentalidad y efectivamente llevamos adelante un país agro inteligente, un aspecto que se ha anunciado en varias oportunidades pero nunca se ha instrumentado”.