Agricultura

Principal destino para el arroz uruguayo fue Perú

Paraguay desplazó a Uruguay y Argentina en ventas a Brasil.

Producción de arroz.

Pablo Antúnez

Uruguay se mantuvo en 2019 como el principal abastecedor de arroz a Perú, seguido por Brasil y Tailandia, pero el precio promedio de exportación estuvo, en promedio, 10% por debajo del valor FOB Golfo y 19% por encima del de Tailandia. Así lo hace notar el informe: Arroz: situación y perspectivas, publicado por la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (MGAP), elaborado por Lucía Salgado, que conforma el equipo de técnicos que trabaja en Políticas Transversales y de Cadenas Agroindustriales.

El 58% del arroz exportado tuvo por destino Perú, consolidándose una corriente exportadora que se fortalece cada año. Uruguay destina el 95% de la producción del cereal a la exportación y el resto al mercado interno (se consumen 12 kilos por habitante al año).

Años atrás, los molinos uruguayos eran fuertes vendedores de arroz a Brasil, pero en los últimos años ese lugar pasó a ser ocupado por Paraguay, convirtiéndose en el principal vendedor, desplazando del mercado a los arroces uruguayos y argentinos. El 60% de la producción de arroz paraguayo va a Brasil y el resto a Irak, Portugal, Chile y México, principalmente.

Mercado externo. Respecto al mercado externo, Brasil mostró una reducción de 13% en el volumen exportado en la zafra 2018/19, así como una caída del consumo interno de 1%, hecho que se reflejó en el saldo exportable. En el período enero/octubre de 2019 —según datos de Opypa—, las exportaciones fueron 46% más bajas que el total exportado en 2018, siendo el principal destino Venezuela, Senegal, Perú e Irak.

La Comisión Nacional de Abastecimiento (Conab) estimó una reducción en el área plantada en la zafra 2019/20 del 2%, en especial en las zonas donde se planta arroz de secano, debido a problemas de lluvias y por aumento de los costos de producción en el cultivo.

A nivel mundial, según el International Grain Council y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos, la producción de la zafra venidera presentará una caída de 1%, por menor área plantada en China e India, con una caída en su producción de 2,5% y 1,4 millones de toneladas, respectivamente.

Porteras adentro. En Uruguay, el área arrocera caería 7% en esta nueva zafra que está en marcha, focalizándose alrededor de las 135.000 hectáreas y manejando un rendimiento promedio en base a los últimos cinco años, desde Opypa se espera una baja en la producción de 8%.

El margen del cultivo se mantiene decreciente, especialmente para la mayoría de los productores, que son los que pagan renta (tierra) y agua para regar. El aumento del rendimiento en las últimas dos zafras y pese a la baja de los costos de producción, no pudieron compensar el menor precio que recibieron los cultivadores.

Los costos bajaron principalmente por el incremento del tipo de cambio, que impacta en aquellos insumos que se fijan en pesos, como es el caso de la mano de obra que a pesar de no haber tenido incremento del 7% en pesos (en base a datos del consejo de salarios), en dólares bajó 6%

Toda la cadena mantiene la tendencia de debilitamiento de sus resultados económicos, lo que también se refleja en una pérdida de empleo en el sector, por menor arroz para industrializar en los molinos.

Por otro lado, mirando la evolución del Producto Interno Bruto (PIB) de la industria arrocera en el mismo indicador pero de la industria en general, el cual pasó en los últimos 10 años de aproximadamente 2,5% en 2009 a 1,6% en 2018. El endeudamiento de los molinos arroceros —según BCU— mantiene su tendencia decreciente en los últimos años. Cera del 100% de la deuda es en dólares.