Agricultura

Granos: el mercado es como “una persona maníaco-depresiva”

Soja China tiene la sartén por el mango: si compra los precios suben, pero si frena, podría pasar lo contrario

Federico Morixe Mailhos | Fimix Agrofinanzas

China compra y los precios suben. Si algún evento climático se aproxima para bajar la producción en algunos de los grandes países productores como Brasil o EEUU, los precios buscarán los 550 y posteriormente podrían llegar a 570 dólares/ton. Pero, si China frena las compras, podría pasar lo contrario, bajar a 400 dólares/ton (Ver Gráfico de precios).

Todos los países productores y exportadores de materias primas quieren que los precios sean constantes, es el sueño de muchos, pero eso no es real y es aburrido. Hace más de 60 años, Benjamin Graham, uno de los inversores más exitosos de todos los tiempos, postuló la noción del “Sr. Mercado”, como un tipo maníaco-depresivo con quien podría relacionarse de manera rentable si mantiene su ingenio.

Los granos están también al ritmo del baile de la esquizofrenia de los mercados financieros como el oro, la plata, el crudo, las criptomonedas. Es muy importante darse cuenta dónde está cada uno y qué riesgos tiene en sus manos si el precio sube (si soy comprador de granos) o si el precio baja (si soy vendedor). Siempre hay que pensar, ¿qué pasa si sube o baja 50 – 100 – 150 dólares? ¿Se gana o se pierde? ¿Cómo puedo no perder o ganar en los movimientos?
Eso veremos en estas líneas. Pero antes veremos el ritmo cardíaco que tienen los granos.

Maíz. El maíz continúa con su tendencia alcista, principalmente el que tira del carro es China. Las compras de China son récord en la historia, han comprado más de 20 millones de toneladas en EEUU (venían de cero compras) y tiene algunas más anotadas pero sin dar la identidad. En Brasil, podrían estar con stocks reducidos dependiendo de su producción la cual viene con retrasos. Otros países exportadores están viendo su producción afectada por la sequía y problemas políticos como sería el caso de Argentina.

El Farmer Americano no quiere vender, está esperando las subas del crudo, del etanol, la carne, el DDG, todos muy correlacionados con el maíz, entre un 0.30 a 0.50. Lo ve subir y espera a la siembra tranquilo viendo cómo su grano se valoriza y mientras tanto compra seguros de precios (pisos de precios) por si baja. No quiere tener nuevamente sorpresas político – económicas. Al mismo tiempo en China, el maíz vale el doble que en EEUU y eso marca una tendencia abrumadora en los inversores, o sea todos quieren estar comprados en maíz hasta la cosecha, en diciembre.

Soja. La soja continúa con tendencia alcista igual al maíz, y el que le da muy buena energía en 5ta. y a fondo es China. Las compras de China son récords en la historia (100 millones de toneladas). Por otro lado en EEUU y en Brasil están con stocks reducidos dependiendo de su producción la cual también viene con retrasos. La situación en Brasil marca una cosecha muy demorada, con dificultades en estados como Mato Grosso. Como nos cuenta Don Valdimiro, “estamos cosechando muy lento, hay mucha lluvia, con mucha humedad y el grano tarda mucho en llegar a los puertos.

Al mismo tiempo estamos cuidando la calidad, buscando qué hacer con el grano dañado y buscando entre las nubes cuándo podremos sembrar el maíz de safrinha, el cual nos ayuda mucho en los costos fijos anuales. Igualmente tenemos vendido el 70% de esta zafra y 35% del próximo año”. De todos modos, no hay que perder de vista que para los analistas de Brasil, se viene una siembra – cosecha récord con un Real muy depreciado a su favor.

En cuanto a China, tiene maíz y soja anotados para importar, pero su interés ha mermado por los últimos brotes de fiebre porcina. ¿Están cubiertos con ambos productos o esperan a ver cómo evolucionan los brotes de fiebre porcina africana? Se habla incluso que los márgenes de los procesadores de soja chinos se han achicado y hay más stock de harina en proporción que granos de Soja, lo cual podría hacer disminuir las compras de poroto por un par de semanas.

En el mientras tanto los productores en diferentes partes del mundo ven este nivel de precios como una gran oportunidad para ir reservando insumos para la siembra del 2022. Por supuesto que están viendo que China (si no pasa nada raro) tiene que importar más de 100 millones de toneladas de granos de soja. En español: los productores de soja en todo el mundo piensan sembrar hasta en los balcones.

Los Fondos de inversión, que invierten donde hay para ganar dinero, vendiendo cuando van a bajar los precios y comprando cuando hay tendencias alcistas y fundamentos de la demanda, vienen participando comprando Futuros de soja desde agosto 2020 a precios de 350 US$/ton y están con buenos márgenes (Ver gráfico de precios).

Zonas de precios. Como se puede ver en el gráfico de precios de soja desde el 2010 al 2021, dibujamos la zona 1, es la zona de los precios más altos, es el 10 % superior de precios de los últimos 10 años, pero no permanece mucho tiempo y se da en momentos puntuales como en el 2012-2013, menor oferta causada por sequía y al mismo tiempo aumento de demanda, los cuales algunos estiman que se podrían dar en el 2021-2022.

La zona 2, en donde nos encontramos hoy día, en donde la demanda es fuerte, la oferta también pero están al límite o sea hay stocks justos en algunos países. Algún problema productivo puede disparar los precios a la zona 1, o algún problema en la demanda hacerlos bajar a la zona 3. Esta zona 3 es el promedio (408 US$/ton) de precios de los últimos 10 años. Se podría tomar como una zona de inflexión de pivot, o está por arriba o por debajo buscando límites de baja como se ve en el gráfico.

Las empresas agropecuarias trabajan mucho y todos los días en mejorar la productividad, en tener más toneladas y si es posible bajar costos, lo cual no es tarea fácil. Lo que sí se puede hacer rápido, es capturar lo que el mercado me regaló sin vender grano.

Desde agosto del 2020, el precio de la soja subió 200 dólares/ton, y podría llegar a subir hasta 100 más como comentamos. Pero podría poner mucho en riesgo la espera, es importante conocer los seguros de precios a la baja, si quiere esperar por mejores precios. Y los seguros a la suba, el cual me permite vender grano ahora y ganar si el precio de Chicago sube.

Optimismo. Somos muy optimistas en los precios, en el mediano plazo, pero también intentamos ponernos en los pantalones de los compradores, que con cada compra ellos mismos suben el precio, con lo cual tendrán que usar todas la estrategias (noticias, políticas, aranceles, protocolos, redes sociales, etc) posibles para hacerlo bajar y mantener la esquizofrenia de los precios con la cual salen ganando.

Viendo toda esta información, lo que podría suceder con el clima y la producción de cada chacra, podemos ser muy optimistas, realistas o pesimistas sobre la tendencia de los precios. La realidad nos muestra que ya estamos en muy buenos precios desde el punto de vista histórico y en la relación insumo/producto. Con lo cual no es muy loco ir asegurando estos precios que no son muy comunes.

La mayoría de los productores agrícolas no venden grano y quieren esperar ver la cantidad y calidad que tienen y también mayores subas en Chicago. ¿Que hacen para estar tranquilos?: Paso 1.

Estimar la producción que puede llegar a cosechar y el precio de Chicago que le asegura obtener una ganancia. Paso 2. Con ese precio se busca el seguro de precio, por ejemplo: “500 US$/ton, por el que se paga 10 US$/ton”. Con esto logra un piso de precios para toda la producción en 490 US$/ton. Paso 3. Se olvida estar atrás de charlas de mercados, informes, es decir se dedica a producir más. Y luego, cuando cosecha pregunta el precio como si viniera de Marte. Si el precio en ese momento está en 400 US$/ton o en 300 US$, él tiene un piso (seguro) en 490 US$, y si sube a 600 dólares puedo vender el grano físico tranquilo a 600 dólares.

Al final del día, lo importante es trabajar tranquilo y sin preocupaciones esquizofrénicas del mercado, por eso es muy útil planificar ahora y arriesgar lo menor posible ya que venimos con buenos números y China tiene la sartén por el mango.

El éxito no es adivinar, el éxito es llegar a las metas planificadas con información confiable.