Agricultura

Empresa francesa apunta a producir en Uruguay

Produce avispa que controla población de lagarta en soja.

Soja. AFP PHOTO/Yasuyoshi CHIBA.

Pablo Antúnez.

La empresa francesa AgroSciences, dedicada al desarrollo del control biológico en soja a través de la avispa Trichogramma pretiosum Riley, que parasita los huevos de la lagarta y baja sus poblaciones, está dispuesta a instalarse en Uruguay.

El director de Servicios Agrícolas (MGAP), Federico Montes, mantuvo una reunión con los representantes de la empresa, que comunicaron están analizando esa posibilidad.

Tras algunos años de investigación, en febrero de 2019 se soltaron las primeras avispas en chacras de Barraca Erro, para controlar lagarta, abriéndose la posibilidad para Uruguay de producir sojas no transgénicas con destino a China.

Montes dijo a El País que la empresa francesa “está en una fase de desarrollo comercial. De alguna manera se tienen que ver los costos para competir con los productos alternativos, como agroquímicos, pero hoy los insectos se producen en Francia y se traen las cápsulas”, explicó el jerarca del MGAP.

Uruguay viene transitando el camino de bajar el nivel de agroquímicos de los diferentes cultivos, alineándose con la política de respetar a rajatabla la inocuidad de los alimentos.

“Se explora la posibilidad de hacer algunas fases de producción en Uruguay y a futuro instalarse como fábrica de controlador biológico”, agregó Montes. Si bien hoy se maneja la avispa citada que controla las orugas en soja, las parasita con sus huevos y baja las poblaciones, la meta de los franceses es aprovechar la oportunidad de producir controladores biológicos para otros cultivos.

“En Francia y el mundo abarcan más de 40 cultivos. Habría posibilidad de desarrollar otros controladores biológicos, muchos para cultivos extensivos. Nos parece muy bien como MGAP que una empresa de ese porte y de esa calidad se instale en Uruguay, porque es una alternativa para el control biológico. Los controladores biológicos son una alternativa para el uso de agroquímicos y complementarios de otros casos”, afirmó Montes.

La percepción que tenemos en Francia es que Uruguay es un mercado diferenciador, que sin arrogancias hace la diferencia en base a calidad”. La frase de Cora Pérez, directora de Ventas de la empresa de biológicos Bioline AgroSciences, resumió el interés de la empresa francesa por invertir en controladores biológicos en Uruguay (según publicó la página de Servicios Agrícolas).

La opinión fue brindada durante una reunión en la sede de la Dirección General de Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), donde el director de la repartición, Federico Montes, recibió también a Pascal Maignet, director científico de Macroorganismos, de Francia, y al representante de la Facultad de Agronomía (Fagro), César Basso.

TECNOLOGÍA. Montes recordó “queremos estimular la incorporación de tecnología” para la producción de alimentos con inocuidad, donde el control biológico en los cultivos “es parte” de una visión país. Y también afirmó que “estamos hablando de mercados y producción, y nos interesa que una empresa se instale en el país”.

El director de la DGSA dijo que Uruguay es pionero en tener una normativa sobre controladores biológicos, clave para que el productor pueda adquirir los productos, y recordó que mediante la aprobación de un artículo de la Rendición de Cuentas a partir de este año se exoneró la tasa de registro para nuevos productos biológicos. La avispa es el primer controlador biológico registrado ante la Secretaría de Estado y abre un camino promisorio para continuar avanzando en este tema.