Zafra de toros

Espectacular remate de El Baqueano de Bordaberry: 65 Hereford a US$ 3.522

En la Rural de Durazno se vendió toda la oferta de astados, con suma agilidad y muy buenos valores.

 

Pablo D. Mestre.

¿No hay más toros? ¿Cómo que no quedan? ¿En serio?

Sí, esas preguntas se escucharon en el local “Santa Bernardina” de la Rural de Durazno, después que “El Baqueano” de Bordaberry dispersara los 65 toros Hereford astados en la pista, a un valor medio de US$ 3.522.

Y de qué manera…

Bajo el martillo de Gerardo Zambrano Antón, secundado por su equipo, primero se vendieron con suma fluidez los 13 toros PI de 3 años a US$ 4.130 de promedio, con máximo de US$ 5.520 (compró Marrero e Izasti) y mínimo de US$ 3.000. Inmediatamente “volaron” los 5 toros PI 2 años planteleros a un valor medio de US$ 5.688, con destaque de US$ 9.600 (compró Omar Urioste) y piso de US$ 4.440. Ahí, antes de entrar a la torada de campo, el promedio estaba en US$ 4.513 por los 18 toros.

Pero no paró.

Con un día que parecía iba a diluviar, al final el tiempo acompañó la fiesta de genética en Durazno y lo que llovieron fueron las ofertas. Los toros entraban a la pista con oferta y hasta el toro 55 los de volumen no habían podido comprar… El que compró más sacó 2 toros. Después todos de a uno y eligiendo. Recién al final se llevaron los bretes… colocándose así todo en pista.

Y los 59 toros PI de campo hicieron: 6.000, 2.400 y 3.228,75, para completar un promedio de US$ 3.635,74 para los 59 toros astados de pedigree.

Finalmente se vendieron 6 toros PxC de 3 años a US$ 2.400 cada uno, lo que arrojó el promedio de US$ 3.522 por los 65 toros vendidos.

Además los 35 vientres PI: 984, 660 y 786 y 90 vientres MH: 828, 600 y 706.

Por eso es que se entiende que al final, entre muchos compradores que llegaron de todo el país, muchos de los cuales ni pudieron operar, se escuchara la pregunta: ¿No quedan más toros? ¿En serio?

Galería de fotos de Víctor D. Rodríguez.

Rurales EL PAIS