Lechería

En 2015 hubo menos leche y se exportó más lácteos

Producción cayó 1,2% respecto a 2014 y cerraron 48 tambos.

GANADO VACUNO

Tambos. Lácteos.

Pablo Antúnez.

Con una remisión de leche que bajó 1,2% respecto al año anterior, la industria láctea uruguaya exportó mayor volumen y quedó con un stock de 632 millones de litros para el próximo ejercicio, que representan el máximo histórico y que en su mayoría corresponden a leche en polvo. Así lo mostró la Estadística 2015 elaborada por la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA/MGAP).

La exportación de lácteos uruguayos insumió 1.470 millones de litros al cierre de 2015, aportados por  2.879 tambos, apenas 48 menos que en 2014, pese a la crisis que vivía la lechería mundial y la local, donde el número de establecimientos lecheros venía cayendo. Esos tambos, aportaron un promedio de 1.894 litros diarios, según los datos de la DIEA.

En 2015 y por primera vez desde 1977, se registraron dos años consecutivos con una caída en la producción global de leche. La producción global de leche fue de 1.990 millones de litros con una elaboración predial y la venta directa que acumulan 133 millones de litros; en tanto los restantes 75 millones de litros se destinan al consumo en los propios tambos (humano y para animales).

Si se observa desde 2011 a 2015 el número de remitentes, es notorio que bajó de 3.218 a 2.879, pero las vacas están dando mayores producciones de la mano de mejores dietas. En 2011  la remisión promedio por día eran 1.569 litros y el año pasado quedó en 1.894 litros diarios, según la encuesta de referencia.

Potencial. En el transcurso del año 2015 las industrias adquirieron 74,1 mil toneladas de grasa y 66,4 mil toneladas de proteínas, equivalentes a 3,72 y 3,34 kilogramos por cada 100 litros de leche, respectivamente (la leche se paga en base a su cantidad de sólidos: grasa y proteína). Ambos sólidos vienen evolucionando al alza acumulando 7,06% de la leche, siendo de particular interés como materia prima para las industrias.

A partir de las industrias que efectúan análisis de laboratorio para medir calidad de leche –de acuerdo con el Decreto Nº 359/013-, la encuesta Diea consultó los volúmenes que cumplen las exigencias mínimas y obligatorias para pertenecer a la máxima calidad “A”. Son aquellas cuyo “recuento de células somáticas” y “recuento bacteriano” no superan 400 mil y 100 mil unidades respectivamente. Durante el 2015 se midió el 95,9% de la leche remitida, dando como resultado que el 89% del volumen —1.700 millones de litros— se encuentran en la categoría “A”, siendo un aspecto de alto valor, en especial como país exportador.

Eso permite elaborar productos de mayor calidad y para mercados cada vez más exigentes, siguiendo el alto potencial de Uruguay como país de alimentos para el mundo.

A nivel industrial,  las mayores cantidades de productos procesados con la leche recibida durante el 2015 continúan correspondiendo a las leches fluidas (pasterizada y media vida), quesos y leches en polvo. Lo destinado al mercado interno o exportación pueden provenir, además, de las existencias de productos del año anterior, aclaró la encuesta oficial.

De todas formas surgen cambios, respecto al año anterior, como son los casos de la manteca y las leches media vida que cayeron  42% y 24%.

Rurales EL PAIS