Carnes / Ganadería

Mercado de haciendas con signos de estabilización y demanda firme

Hay preferencias por novillos gordos y la oferta crece poco.

Ganado Vacuno

El mercado de haciendas muestra señales de estabilidad tanto en sus valores como en la demanda, con una oferta que crece moderadamente y con una industria frigorífica que muestra avidez, pero no tiene apuro por salir a comprar.
“Apareció un poco más de ganado. Los negocios van saliendo, aunque hay entradas a frigorífico un poco más atrasadas para las vacas gordas, porque la preferencia está centrada en novillos”, confirmó a El País el consignatario salteño Francisco Cánepa.
La preferencia por novillo está focalizada en las plantas que están trabajando con las cuadrillas de rabinos que realizan y supervisan las faenas rituales para Israel. Este año, el período de faena se achicó prácticamente un mes debido a problemas internos de Israel y el mercado sintió la ausencia de los rabinos, principalmente por su repercusión sobre los valores de la hacienda.
“Hay avidez por todo el ganado, pero mayoritariamente por el novillo gordo”, aclaró Cánepa. En el caso de su empresa el valor más alto que logró por novillos gordos hasta ahora fue US$ 3,43 por kilo de carne y entre US$ 3,15 y US$ 3,18 por kilo de carne para la vaca.
Hoy mercado muestra signos de estabilización en torno a estos valores, pero está saliendo ganado más pesado desde los campos y zonas que no fueron tan afectadas por la sequía (del Río Negro hacia arriba).
“La oferta está muy similar a semanas atrás, con algunos buenos lotes que están esperando para ponerle más kilos en la medida que los productores tienen pasto. Los campos recién están empezando a hacer pasto”, dijo Cánepa a El País desde el norte.
Las entradas para novillos gordos no pasan la semana y en caso de la vaca gorda se van a 10 o 12 días, dependiendo de la planta, pero en definitiva hay bastante agilidad.
Hasta el cierre del pasado mes de octubre, la faena de bovinos es 6% superior a la registrada a igual período de 2014, pero las divisas generadas por el sector cárnico son 3% inferiores en los mismos períodos de la comparación, según los datos estadísticos del Instituto Nacional de Carnes (INAC).
Hasta el mes pasado se llevan faenados 1.814.135 cabezas bovinas, con una composición igual de vacas que de novillos, cuando el año pasado a l mismo mes se habían matado 1.715.288 cabezas y en ese entonces dominaban los novillos gordos.
El precio de la tonelada de carne bovina exportada por Uruguay cayó coyunturalmente 4,9% y promedialmente quedó en US$ 3.812 cuando cotizaba en octubre del año pasado a US$ 4.011. De todos modos, el INAC proyecta que cierre 2015 con un valor alto muy cercano a los US$ 3.900 por tonelada.

Rurales EL PAIS