Zafra de toros

Buena venta de los criadores de Shorthorn en la Rural de Durazno

Dispersión total de los vientres y casi total de las toradas.

En el local de la Rural de Durazno remató Aramburu.

Pablo D. Mestre

El escritorio Aramburu Negocios Rurales concretó con éxito ayer el remate anual organizado por la Sociedad de Criadores de Shorthorn.

En el local “Santa Bernardina” de la Sociedad Rural de Durazno y ante un buen marco de criadores de distintas zonas, se concretó la venta.

En los toros, de los 29 ofertados, se vendieron 25 con un valor máximo de US$ 3.600, mínimo de US$ 1.680 y un promedio de US$ 2.475.

El toro mejor pago se fue para Paysandú, adquirido por Gloria y Marta Gambeta.

Respecto a los vientres, con 100% de ventas, las terneras con promedio de US$ 744, vaquillonas con promedio de US$ 823 y vacas con promedio de US$ 1.088.

Tras la venta, José Ignacio Aramburu hizo un balance positivo de la misma.